23 de enero de 2004

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el proyecto de Ley para aplicar el régimen de organización de los municipios de gran población a Logroño, según establece la Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local o Ley de Grandes Ciudades.

Este régimen de organización, al que puede acogerse el municipio de Logroño por su condición de capital de la Comunidad Autónoma -establecida en el Estatuto de Autonomía de La Rioja-, potencia la formación de órganos ejecutivos con gran capacidad de gestión y el carácter deliberante y fiscalizador del Pleno.

Según establece la Ley de Grandes Ciudades, el sistema organizativo de los municipios de gran población asigna al Pleno del Ayuntamiento la función de debate de las grandes políticas locales y la adopción de decisiones estratégicas; la dirección y representación, al Alcalde y la función ejecutiva, a la Junta de Gobierno Local. Además, potencia la participación de los ciudadanos a través de distintos órganos.

Por este motivo, la declaración de Logroño como "gran municipio", solicitada a la Comunidad Autónoma en un acuerdo unánime del Pleno del Ayuntamiento, supondrá la implantación de una estructura organizativa, tanto de órganos de gobierno como de administración, adecuada a la dinámica de desarrollo de la ciudad, lo que permitirá mejorar su gestión.

En este sentido, el Ejecutivo riojano ha tenido en cuenta que Logroño acoge las sedes de las instituciones del Gobierno autonómico y de la Administración del Estado, con el conjunto de servicios vinculados a su actividad, y que la ciudad constituye un importante núcleo de actividad comercial, industrial y de servicios y en ella se ubican los centros culturales, universitarios, deportivos o sanitarios de referencia para toda la Comunidad Autónoma.