16 de diciembre de 2005

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto que regula el Plan de Recuperación del Loro o Laurel de Portugal, una especie de flora de la que actualmente sólo se encuentran dos únicos ejemplares en la región y que está considerada "en peligro de extinción" en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas.

El laurel de Portugal es un pequeño árbol también conocido como "loro" (Prunus lusitanica L.) que atraviesa una delicada situación en el territorio riojano. El laurel de Portugal ha hallado un pequeño refugio para sobrevivir en La Rioja: los barrancos excavados en las laderas de solana de la sierra de la Demanda, en el curso alto del Najerilla. Allí, junto a pequeñas cascadas y rodeados de encinares húmedos con fresnos se encuentran los dos únicos ejemplares de loro que existen en La Rioja.

El Plan de Recuperación aprobado hoy se prolongará durante seis años e incluye diversas medidas tanto en materia de conservación, como de investigación y seguimiento, así como medidas de refuerzo y de educación y divulgación. Todo este conjunto de actuaciones supondrá una inversión de 78.000 euros. El plan abarca una superficie de 49 hectáreas repartidas entre los municipios de Anguiano, Brieva, Ventrosa, Viniegra de Abajo y la mancomunidad de Canales, Mansilla y Villavelayo. Se trata de pequeños enclaves que reúnen las condiciones para realizar actuaciones como plantaciones experimentales que ayuden a la recuperación de la especie.

Las medidas encaminadas a conservar las poblaciones y su hábitat son la prohibición de aquellas actividades que supongan modificación de la cubierta vegetal, la recolección de material biológico de la especie, la realización de desmontes o movimientos de tierra que afecten a los ejemplares o las actividades de prospección y extracción minera, entre otras.

Asimismo, los terrenos del ámbito de actuación del plan pueden vallarse para protegerlos de la presión ganadera, cinegética y turística. Junto a esto, se realizará una recolección periódica de semilla para depositarla en bancos de germoplasma que garanticen su conservación. Así se intentará mantener un remanente de semilla para obtener planta en vivero. De igual forma, aunque el objetivo es conservar la especie en su hábitat natural, se mantendrá un número de ejemplares en vivero para posibles refuerzos poblacionales y plantaciones didácticas.

Otro bloque de medidas está dirigido a ampliar el conocimiento de la especie. Para ello se plantea realizar estudios de diversidad genética de la población riojana, y también de la variabilidad genética existente entre esta población y otras poblaciones de provincias cercanas. Además, se llevarán a cabo estudios de biología reproductora y dinámica poblacional, así como estudios microclimáticos del hábitat. Además el Plan remarca la importancia de realizar un seguimiento de los dos ejemplares naturales de loro de La Rioja, especialmente el de mayor edad y el único reproductor hasta la fecha, ya que presenta importantes pudriciones en su interior.

Finalmente, la difusión de la información disponible sobre el laurel de Portugal, así como de todos los avances que se vayan dando en las investigaciones, es de gran importancia en el Plan. Por eso contempla actuaciones formativas e informativas dirigidas tanto al personal de la Administración (con cursos específicos para técnicos y personal de la guardería forestal) como a la sociedad en general. La edición de folletos, póster y paneles educativos, la difusión de información a través de Internet, actividades con escolares o la realización de plantaciones didácticas y divulgativas con los ejemplares de vivero son algunas las actuaciones que el Plan de Recuperación propone en este sentido.