8 de agosto de 2011

Los yacimientos de icnitas del parque de paleoaventura El Barranco Perdido podrán visitarse de forma guiada y a partir de mañana en vehículo todoterreno. Con una hora y media de duración, las visitas que llevará a cabo una guía especializada tendrán lugar de martes a domingo en tres salidas, a las 11.00 horas, a las 13.00 horas y a las 17,30 horas.

La actividad comienza con una explicación previa en el Centro Paleontológico para posteriormente, ya en vehículo, visitar tres de los más importantes yacimientos de La Rioja: el yacimiento de La Virgen del Campo, con cientos de huellas de dinosaurios donde destaca el rastro de un ataque de un carnívoro a un herbívoro; el de La Senoba, que cuenta con numerosos rastros de dinosaurios carnívoros y un excelente mirador de la zona y, finalmente, el yacimiento de Valdecevillo, donde además de las grandes reproducciones de los dinosaurios se puede contemplar un espectacular rastro de huellas de un gran carnívoro. El vehículo dispone de plazas limitadas por lo que las visitas de grupos grandes se harán igualmente guiadas a pie al yacimiento de la Virgen del Campo.

La visita guiada incluye la modalidad de entrada conjunta al parque con acceso a las piscinas. Los precios con la visita guiada, más la entrada al museo y al parque, oscilan entre los 10 y los 12 euros.

14.000 metros cuadrados de diversión
Situado junto al casco urbano de Enciso, frente al puente sobre el río Cidacos, El Barranco Perdido es un espacio temático de aventura y diversión al aire libre de 14.000 metros cuadrados con el que el Gobierno riojano pretende convertir el rico patrimonio paleoicnológico de La Rioja en un relevante recurso turístico y favorecer el desarrollo económico de la zona.

El parque está diseñado como un yacimiento paleontológico que permite a los visitantes transformarse en paleontólogos y buscar fósiles y restos óseos en una excavación abierta, identificar y clasificar los hallazgos o ayudar a reconstruir esqueletos.