16 de enero de 2014

Fulgencio Fernández, la vivienda rehabilitada en la localidad para ofrecerla en alquiler social a una familia en riesgo de exclusión social....

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha comprobado hoy el resultado de las obras de rehabilitación que se han llevado a cabo en una vivienda propiedad de la Comunidad Autónoma en Baños de Río Tobía. Este piso, ubicado en la calle Molino, se ofrecerá en régimen de alquiler social a una familia en riesgo de exclusión social, de acuerdo a las prioridades que establezcan los servicios sociales del municipio riojano.

Antonino Burgos ha visitado esta vivienda junto al alcalde de Baños de Río Tobía, Fulgencio Fernández, y la directora general de Urbanismo y Vivienda, Marian Ortigosa. Las obras, con una inversión de 18.339 euros, han permitido reparar los desperfectos y dejar en buen estado este piso que se encontraba desocupado en estos momentos.

En concreto, las obras han incluido el pulido y abrillantado del suelo; la reparación de alicatados cerámicos en baños y cocina; se han pintado paredes y techos; se ha repasado y pintado la carpintería interior y exterior de la vivienda; se han comprobado las instalaciones de saneamiento y se han colocado nueva grifería; se ha reparado la cerrajería y los cajones de las persianas que estaban estropeados; se ha amueblado la cocina (fregadero, lavadora, campana extractora, placa de cocina, encimera y frigorífico); se ha instalado una caldera mixta en la terraza y se han colocado radiadores de aluminio; se han reparado las tomas de televisión y se ha adaptado el sistema de TDT y, por último, se ha limpiado y acondicionado el trastero.

El Gobierno de La Rioja acomete la rehabilitación de viviendas de titularidad pública con el objetivo de que se puedan ofrecer como alquileres sociales a personas en riesgo de exclusión social. Para ello, se cuenta con la colaboración de los servicios públicos municipales y organizaciones sin ánimo de lucro, como Cáritas.

En las próximas semanas está previsto que comience la rehabilitación de cinco viviendas en Cenicero y cuatro en Bañares, con un presupuesto de 160.000 euros. Con anterioridad se acondicionaron ocho viviendas en Calahorra que fueron cedidas a Cáritas para atender situaciones de emergencia social.