19 de marzo de 2008

La variante de Murillo de Río Leza tiene como objetivo mejorar la calidad de vida y la comunicación del municipio evitando que las carreteras LR-259 y LR-261 crucen el casco urbano de Murillo. El presupuesto estimado es de 20,4 millones de euros, el anteproyecto se contratará inmediatamente y la variante puede estar en servicio en 2011.


De este modo, se eliminarán los problemas de entrada y salida de vehículos de la localidad, se disminuirá la densidad de tráfico dentro del municipio, se incrementará la seguridad vial evitando que el tráfico pesado atraviese el casco urbano, se eliminará el peligro del paso de vehículos junto a parques y jardines, y se mejorará la comunicación con las localidades vecinas. El diseño final será el más recomendable y seguro, tanto para los habitantes como para los vehículos, que actualmente deben recorrer un trazado sinuoso y estrecho.
El estudio informativo recoge tres alternativas y la Consejería de Vivienda y Obras Públicas se decanta por la número 3 al sur del municipio por varias razones: principalmente porque respeta todos los terrenos urbanizables aprobados en el Plan General, resuelve satisfactoriamente la separación de los tráficos de paso e interiores a Murillo de Río Leza y porque el trazado atraviesa un terreno más favorable.
La alternativa 3 discurre por el lado sur de Murillo y alcanza los 6.841 metros. Se iniciaría en la LR-259 y salvarían el río Leza a través de un viaducto que conectaría con la LR-261 con una glorieta. Mediante otro nuevo viaducto, se superaría el río Jubera conectando con la LR-261 gracias a otra glorieta.
El estudio informativo incluye cuatro intersecciones: desde el acceso de Villlamediana, de Agoncillo, al valle de Ocón y al valle del Jubera. Para dar continuidad a todos los caminos se creará en la variante un paso superior mediante un puente y cuatro pasos inferiores.
La calzada resultante de la variante tendrá una anchura de 11 metros: dos carriles de 3,5 metros y dos arcenes de 1,5 metros (más las bermas de la calzada).
Se estima que por la nueva variante habrá un paso medio de vehículos al día de 3.500 de los que un 7,5 por ciento correspondería a tráfico pesado.

Modernizar las infraestructuras

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha resaltado la importancia de esta obra para Murillo de Río Leza ya que forma parte de los municipios que conforman el área metropolitana y es una actuación fundamental debido a la estrechez de las calles del municipio.

Burgos ha definido como un paso fundamental esta aprobación definitiva del estudio informativo, fruto del consenso entre las dos administraciones implicadas: Gobierno de La Rioja y Ayuntamiento de Murillo dentro del esfuerzo del Gobierno regional por modernizar las infraestructuras de nuestra comunidad