5 de mayo de 2011

La Vicepresidenta y Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Aránzazu Vallejo, ha criticado la campaña de "difamación, calumnias e injurias" de la que está siendo objeto por parte del Partido Riojano "quienes encima alegan que sufren indefensión", ha mostrado el contrato y ha entregado la copia del certificado del contrato expedido por el Registro de la Propiedad de Alfaro que prueba que en la finca en la que, según la formación regionalista existía viñedo ilegal y era propiedad exclusiva de Vallejo, "el cultivo era de perales, yo no era la propietaria única y la finca la tenía en arrendamiento".

Vallejo ha asegurado que el pasado 16 de diciembre de 2010 ya mostró en el Parlamento a los medios de comunicación el contrato de arrendamiento "que, según el PR no existe y que quedó demostrado que sí existe". Asimismo, ha vuelto a hacer hincapié en que ni figura ni ha figurado en el Registro de Viñedo como titular de viñedo ni como titular de derechos de plantación ni como titular de explotación agraria.

La Consejera ha precisado que el Juzgado tiene constancia de la existencia de este contrato porque así figura en la documentación del recurso presentado a la demanda de los regionalistas y ha indicado que presentará el contrato cuando se inicie propiamente el procedimiento judicial "porque ahora estamos en la fase preliminar".

La Vicepresidenta ha insistido en que se le está injuriando "a sabiendas" por parte de los regionalistas y con el objetivo de "conseguir la repercusión mediática que, por sí solos, no tendrían, siguiendo la máxima de si no puedes cuestionar su gestión, cuestiona su honor, pues la difamación siembra la duda".

La Consejera de Turismo ha mostrado su sorpresa porque el Juzgado de Calahorra haya resuelto la inadmisión del recurso presentado por su abogado a la demanda del PR "en vísperas de elecciones, pero la cuestión de fondo sigue sin resolverse". A su juicio, cuando se resuelva la demanda del PR "quedará demostrado que quien miente, calumnia y difama es el PR y que el único honor reiteradamente lesionado es el mío".

Intervención del Gobierno de La Rioja
El Consejero de Administraciones Públicas y Política Loca, Conrado Escobar, ha anunciado en la rueda de prensa en la que ha comparecido junto a Vallejo que el Gobierno de La Rioja, a través de los Servicios Jurídicos, ha solicitado intervenir en la demanda civil presentada por el PR contra la familia de la Vicepresidenta.

El Ejecutivo riojano ha solicitado su intervención con el "fin de defender las reglas de juego político en esta Comunidad Autónoma y evitar la judicialización absurda y disparatada que el PR está haciendo de la vida política con este asunto".

El Partido Riojano ha utilizado las dos resoluciones judiciales que se han producido hasta el momento sobre este asunto, intrascendentes y habituales en la tramitación de cualquier proceso judicial, con fines puramente partidistas y electoralistas. Ha ofrecido ruedas de prensa sobre anécdotas procesales tergiversadas, dándoles una importancia que no tienen y atribuyéndoles una trascendencia de la que carecen.

Han sido dos las resoluciones, la primera un Decreto del Secretario Judicial de 28 de abril de 2011. El Decreto se limita a constatar que la demanda presentada por el PR cumple los requisitos formales de la Ley de Enjuiciamiento Civil y que la acción ejercitada, aunque inusual, está vigente, por lo que la admisión de la demanda es prácticamente automática. El Decreto no prejuzga la cuestión de fondo, ni da ni quita la razón al PR.

La otra resolución judicial es un Auto de la Juez de Calahorra de 29 de abril que declara su competencia para conocer el litigio al considerar que la reclamación planteada puede ser conocida por la Jurisdicción Civil. El Auto se limita a declarar la competencia del Juzgado para conocer el asunto y su pronunciamiento no va más allá de esa simple declaración. No desautoriza lo alegado por la demandada pues reconoce que existen otras vías legales para defender lo que pide el PR; tan sólo señala que el demandante tiene libertad de elección. De nuevo, el Auto no prejuzga la cuestión de fondo.