14 de diciembre de 2009

El Gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), Javier Ureña, ha destacado la importancia de una buena gestión y utilización del diseño en la empresa para diferenciarse de la competencia y aumentar su competitividad en un mercado tan globalizado como el actual. El Gerente de la ADER ha hecho estas declaraciones durante la presentación de los resultados de la tercera edición de los Talleres de diseño de producto, celebrada esta mañana en el Salón de Actos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño. En la presentación ha estado acompañado por el Secretario General del Club de Marketing, Alfredo Ruiz.

Esta III edición de los Talleres de Diseño de Producto, organizada por la ADER, el Club de Marketing de La Rioja y Escuela de Arte y Superior de Diseño de Logroño, se ha centrado en el sector agroalimentario de La Rioja y han contado con la participación de 2 empresas referentes en el sector agroalimentario riojano –Arluy y Bodegas Ontañón-, dos empresas riojanas de diseño de producto -Estudiosat y Estudio Integral- y dos de diseño gráfico -Moruba y Módulo -, y 60 alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Logroño, bajo la tutoría de profesores del área de Diseño de Producto y del área de Diseño Gráfico.

Esta iniciativa ofrece a las empresas participantes la posibilidad de desarrollar un proyecto de diseño de producto de forma gratuita, poniendo a su alcance el saber hacer de los diseñadores profesionales y las ideas de los jóvenes alumnos de la EASD. Concretamente, en esta III edición los diseñadores y los alumnos han realizado en el caso de la empresa Arluy, el diseño de producto para la galleta XPABY (una galleta rica en cafeína ya que cada galleta equivale a una taza de café) y, en el caso de Bodegas Ontañón, el diseño de producto para su serie de vinos mitológicos.

Cada taller se ha desarrollado de manera individual, planteando el diseño de un producto según la siguiente metodología: recogida de información, análisis, creatividad y desarrollo de la idea. El proyecto tenía dos partes, la primera un análisis y diseño de producto (packaging), y la segunda el diseño gráfico del packaging diseñado.