30 de diciembre de 2011

Plan Empleo La Rioja

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha firmado esta mañana el protocolo de acuerdo al Plan de Empleo de La Rioja 2011-2015 con los responsables de las organizaciones sociales y económicas más representativas de la Comunidad Autónoma: el Presidente de la FER, Julián Doménech, y los secretarios generales de UGT, Javier Granda, y CCOO, Koldo González. En este acto, Pedro Sanz ha destacado que este documento refleja "la apuesta colectiva, el compromiso y la preocupación de todos aquellos que trabajamos por el empleo en la Comunidad; la suma de esfuerzos y de recursos para ser más efectivos y eficientes en nuestro objetivo por mejorar la empleablidad de los trabajadores". Asimismo, ha indicado "muy ambicioso" el objetivo fijado en el Plan de reducir la tasa de paro en La Rioja al 9% "pero hay que plantear objetivos ambiciosos para crecernos ante el reto y conseguir los objetivos".

El presidente del Ejecutivo regional ha agradecido la adhesión al plan de FER, UGT y CCOO, "con quienes llevamos a cabo una buena parte de las políticas activas de empleo", destacando la responsabilidad institucional y social de todos ellos: "Nos une un gran objetivo, avanzar en la creación de empleo y eso está por encima de cualquier diferencia que podamos tener. La firma de hoy es la muestra de que ha prevalecido el interés general y la preocupación común por combatir el desempleo en esta Comunidad Autónoma. Nadie se ha querido quedar al margen de un plan que suma esfuerzos, dejando a un lado los intereses particulares". Asimismo, ha considerado que este "acto de región tiene un valor incalculable".El presidente de la FER, Julián Doménech, ha considerado "adecuado y oportuno" este pacto y ha señalado que ahora es preciso "saber aplicarlo y ejecutarlo". "Necesitará la reactivación económica para tener éxito pero mientras tanto tenemos que trabajar", ha asegurado.

El secretario general de UGT, Javier Granda, ha calificado el acuerdo como "acertado y loable, aunque no exento de riesgos" y ha señalado que su eje central es "acumular esfuerzos". "A pesar de las contradicciones que podamos tener o de las diferencias ideológicas con el Gobierno de La Rioja y la patronal, consideramos necesario el esfuerzo de establecer un acuerdo necesario para mejorar el empleo".

Por su parte, el secretario general de CCOO, Koldo González, ha señalado que su posición respecto al plan suscrito es "crítica pero constructiva" porque consideran que no creará empleo a corto plazo y que se necesitan más recursos económicos, pero es una herramienta de trabajo para que La Rioja se encuentre "en mejores condiciones para coger el tren del empleo cuando se produzca el repunte económico".

Plan de Empleo

Pedro Sanz ha subrayado que el Plan de Empleo es un instrumento estratégico del Servicio Riojano de Empleo y de las entidades que colaboran con él en la ejecución de las políticas de empleo. Este documento sienta las bases, la metodología y el protocolo de trabajo para dinamizar el mercado laboral para que cuando la recuperación económica sea un hecho, el empleo se genere de manera fluida y se materialice en un descenso de la tasa de paro.

"Parte de un diagnóstico compartido sobre el mercado laboral de La Rioja y propone actuaciones específicas para cada colectivo según sus necesidades y la oferta del mercado laboral. Trata de unir de la mejor forma posible la oferta con la demanda, es decir, las empresas con los trabajadores" señaló Sanz.

El Plan de Empleo plantea prioridades en la aplicación de las políticas según el sector de actividad, el colectivo, la edad, la formación, el ámbito geográfico de los desempleados y los demandantes sujetos a un ERE. Concretamente, el Plan se centra en los jóvenes desempleados, especialmente, en aquellos que no tienen cualificación. Para ellos, el plan recoge actuaciones con una larga trayectoria y buenos resultados como los programas primer empleo o las escuelas taller y políticas novedosas, como el cheque joven.

En materia de formación se considerarán prioritarios los programas dirigidos a los parados que no alcancen el nivel formativo de segunda etapa de Educación Secundaria, con el objetivo de proporcionarles certificados de profesionalidad. También las enseñanzas de idiomas, para poder atender las demandas de las empresas de personal con conocimiento de idiomas como consecuencia de la necesidad de internacionalización para superar la recesión de la demanda interna.

Además, el Plan apuesta por tres principios básicos. En primer lugar, centra una parte de sus esfuerzos en los diagnósticos y la escala de la empleabilidad de los desempleados, para identificar lo que quiere y puede hacer un desempleado, ver si encaja en el perfil demandado por las empresas y plantear soluciones a la medida como reorientación de la formación; asesoramiento hacia el autoempleo…

En segundo lugar, hace especial hincapié en la colaboración público privada con el objetivo de mejorar la intermediación entre la oferta de las empresas y la demanda de los trabajadores. "Hoy mas que nunca tenemos que sumar todos los apoyos necesarios para avanzar en la creación de empleo" destacó Sanz quien ha adelantado que en los próximos meses se formalizarán las primeras colaboraciones en este ámbito y se fijarán las prioridades y colectivos para desarrollar esta labor conjunta de intermediación.

En tercer lugar, incluye la mejora de la gestión y eficacia de las políticas activas de empleo y de la Red de Empleo. El objetivo es crear una red útil para los ciudadanos; asegurar la información, interna y externa sobre los recursos, servicios y acciones disponibles y mejorar la coordinación de los recursos existentes. Para ello está previsto crear grupos de trabajo de información y de coordinaciónFinalmente, Sanz ha recordado que el Plan de Empleo se articula en nueve líneas de actuación dirigidas a mejorar la empleabilidad de los trabajadores riojanos, potenciar la competitividad del sector empresarial riojano propiciando un cambio del modelo productivo. Busca potenciar el sector industrial, refleja una apuesta decidida por la I+D+i, las nuevas tecnologías y la sostenibilidad ambiental, alineándose con las directrices de las "Estrategia Europea 2020" y "Estrategia La Rioja 2020".

El Plan contará con un presupuesto aproximado de 1.400 millones de euros resultante de la suma de las cuantías destinadas a políticas de empleo y políticas económicas con las cuantías destinadas a inversión pública.

Las líneas de trabajo:

  1. Orientación e Intermediación Profesional a través de la Red de Empleo de La Rioja más eficaz y eficiente y de las iniciativas de colaboración público-privada que permitan mejorar la intermediación entre trabajadores y empresas.
  2. Formación desde el empleo y recualificación profesional con planes de formación tanto para trabajadores en situación de desempleo como ocupados, y orientada fundamentalmente a la obtención de certificados de profesionalidad.
  3. Fomento de la contratación estable con los programas de incentivos a la contratación indefinida.
  4. Fomento de las políticas de igualdad a través de programas que favorezcan la conciliación de la vida laboral y familiar y de igualdad de oportunidades.
  5. Colectivos con especiales dificultades de inserción con planes específicos para los jóvenes, los desempleados de larga duración, los discapacitados y los extranjeros
  6. Emprendimiento y autoempleo estimulando y dinamizando el espíritu emprendedor con el Plan EmprendeRioja y las ayudas del Servicio Riojano de Empleo y la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja.
  7. Políticas de promoción empresarial e industrial para mejorar la competitividad industrial con ayudas a la I+D+i, la internacionalización, el diseño y desarrollo sostenible y para favorecer el cambio de modelo productivo fomentando las empresas innovadoras y de base tecnológica.
  8. Políticas de apoyo financiero a las empresas a través de sociedades de garantía recíproca, la concesión de avales y la bonificación de intereses para inversiones productivas que generen empleo.
  9. Tutela, supervisión y acompañamiento de las relaciones entre trabajadores y empresas con el objetivo de lograr el consenso necesario para alcanzar acuerdos de flexibilidad interna y planes económico-laborales.