9 de abril de 2007

El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ha fallado a favor de la decisión del Gobierno de La Rioja de denegar la solicitud de extensión del convenio colectivo de transportes por carretera de la Comunidad Foral Navarra al mismo sector en La Rioja, propuesto por UGT.

De este modo, el TSJR ha desestimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por UGT de La Rioja contra esta decisión adoptada por la Consejería de Hacienda y Empleo, a través de la Dirección General de Empleo y Relaciones Laborales, como autoridad laboral autonómica.

La solicitud de extensión de este convenio colectivo por parte de UGT, que se formalizó el pasado 14 de febrero, había recibido informe desfavorable del Consejo Riojano de Relaciones Laborales, órgano en el que participa el Gobierno de La Rioja y CCOO, UGT y FER. Posteriormente, fue desestimada por la Consejería de Hacienda y Empleo al no concurrir los supuestos exigidos en la normativa laboral para autorizar la extensión de un convenio colectivo fuera de su ámbito de aplicación.

Con esta sentencia, la Sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia confirma la resolución denegatoria del Ejecutivo riojano, que alegaba que no se daban los requisitos exigidos en el Estatuto de los Trabajadores al existir una organización empresarial en el sector en La Rioja (ARETBUS), integrada en la Federación de Empresarios de La Rioja, que cuenta con la legitimación necesaria para negociar un convenio colectivo.

Los convenios colectivos son acuerdos celebrados entre los empresarios o sus representantes y los representantes de los trabajadores, que contienen normas reguladoras de las condiciones de trabajo en su ámbito específico, y cuyo objetivo es mejorar el contenido mínimo que ofrece el ordenamiento jurídico español.

Excepcionalmente y para los supuestos en los que no sea posible suscribir un convenio colectivo de los regulados en el Estatuto de los Trabajadores por ausencia de partes legitimadas para ello, el Estatuto de los Trabajadores contempla la posibilidad de solicitar a la Autoridad Laboral competente la extensión de las disposiciones de un convenio colectivo en vigor a una pluralidad de empresas y trabajadores o a un sector o subsector de la actividad.

La extensión de un convenio colectivo constituye una excepción a la norma general, que es que los convenios colectivos se negocien entre los empresarios o sus organizaciones empresariales y los representantes de los trabajadores y, por lo tanto, debe reunir unos requisitos muy tasados.

Finalmente, la Consejería de Hacienda y Empleo considera que no es bueno generar falsas expectativas a los trabajadores, cuando de antemano es conocido que un procedimiento no podrá prosperar por la falta de concurrencia de los requisitos legalmente establecidos para ello. Con la confirmación de la resolución denegatoria de extensión, el TSJR da la razón al Gobierno de La Rioja pues resalta la excepcionalidad del procedimiento y su no aplicación en los supuestos en los que existe una organización empresarial para negociar.