25 de noviembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha presentado los horarios y las frecuencias definitivos de las siete líneas del Transporte Metropolitano, transporte que será una realidad esta Navidad. Las líneas maestras de este servicio, que conectará Logroño con su entorno urbano, son flexibilidad, rapidez, comodidad y amplía disponibilidad de horarios y frecuencias, así como unas tarifas ajustadas, con el objetivo de “ganar la batalla al coche privado en los desplazamientos a Logroño desde los municipios del entorno”, ha señalado Burgos.

El Transporte Metropolitano es el tercer pilar de la política de movilidad pública del Gobierno de la Rioja, razón por la que se han diseñado unos horarios y unas frecuencias adecuadas a las necesidades de los casi 200.000 habitantes de Logroño y su núcleo más cercano. “El atractivo del Transporte Metropolitano reside en el número de frecuencias que tenga cada municipio porque la disponibilidad puede ser un factor clave para decidirse por el autobús en vez del coche particular”, ha principiado Antonino Burgos.

El Consejero de Obras Públicas ha señalado que a la hora de configurar los horarios y frecuencias la Dirección General de Carreteras y Transportes ha optado por establecer tres modalidades: “Laborables (de lunes a viernes), sábados, laborales y domingos y festivos”.

Igualmente, el Gobierno de La Rioja ha optado por ampliar al máximo el horario de circulación de los autobuses durante la jornada laboral. Así, Burgos ha adelantado que “en todas las líneas el primer y último autobús será en un horario que permita desplazarse al trabajo y regresar a casa”. Así, las líneas comenzarán sus servicios a las 7.00 y a las 8.00 de la mañana mientras que el último bus partirá entre las 21.00 y 22.00 horas (con la sola excepción de la línea M5, en Ribafrecha, que se retrasa hasta las 23 horas).

Pero, además, desde el Gobierno de La Rioja se ha incidido en la importancia de proponer un desplazamiento alternativo para aquéllos que, por motivos de ocio, decidan trasladarse a Logroño en la noche del sábado. Así, las siete líneas (no las sublíneas que comunican Islallana, Clavijo y La Unión con Nalda) dispondrán de un ‘servicio búho’ “operativo entre las 22.00 y las 4.30 horas, con frecuencias cada dos horas”. Esta opción confirma la apuesta del Ejecutivo regional por un modelo de movilidad alternativo para el ocio nocturno: “El Metropolitano puede ser un servicio esencial para que los jóvenes no cojan el coche para ir de copas a Logroño”, ha apostado el titular de Obras Públicas.

Por lo que respecta a los principales municipios que se verán afectados por el Transporte Metropolitano, los horarios y frecuencias son los que siguen:

- Cenicero (M1). En días laborales habrá 19 servicios, que se reducirán a 15 los sábados laborales y a 8 en domingos y festivos. El primero saldrá a las 7.05 y el último a las 22.05. Tendrá una frecuencia de 50 minutos y empleará 20 minutos en llegar a la capital riojana. Los sábados por la noche habrá cuatro servicios.

- Fuenmayor (M1 y M2). Es el municipio que contará con más servicios en días laborales: 37 (la primera expedición arrancará a las 7.15 y la última a las 22.40), 15 en sábados y 8 en domingos y festivos. Los sábados por la noche habrá cuatro servicios. El servicio, que tendrá frecuencias cada 25 minutos, tardará 20 minutos en llegar a Logroño.

- Navarrete (M2 y M3). La localidad tendrá 29 servicios diarios –en días laborables-, 22 en sábado y 14 en domingos y festivos. Además de seis servicios en la noche del sábado. El primer autobús saldrá a las 7.425 mientras que el último será a las 22.50. Conectará Navarrete con la capital riojana en 10 minutos, con frecuencias variables que oscilan entre los 15 minutos y la hora en función de la línea que se use.

- Entrena (M3). 10 servicios diarios en días laborables, 6 los sábados y 6 los domingos y festivos conectarán la localidad entrenera con la capital riojana. El primer autobús iniciará su servicio a las 7.15 mientras que el último será a las 22.15 horas. Empleará 20 minutos en desplazarse a Logroño, con frecuencias cada 95 minutos.

- Nalda (M4, M4A y M4B). Nalda será el punto final de la línea M4 pero servirá como punto de paso para las sublíneas A y B con destino a La Unión, Clavijo e Islallana. Los vecinos de Nalda se beneficiarán de 15 servicios diarios en días laborables, 15 los sábados laborables y 7 los domingos y festivos. El primer autobús estará operativo a las 8.00 horas y el último a las 22.00 horas, con frecuencias de paso cada hora. El Transporte Metropolitano empleará 30 minutos en arribar a la capital riojana.

- Islallana (M4B). La pedanía de Nalda estará conectada con su comarca con tres servicios en días laborables y 2 (en horario de mañana y tarde) los sábados, domingos y festivos.

- Clavijo y La Unión (M4A). Ambas localidades estarán conectadas con su comarca con cuatro servicios en días laborables y 2 los sábados, domingos y festivos.

- Albelda (M4, M4A y M4B). 15 servicios de lunes a sábados laborales conectarán la localidad albeldense con la capital. En domingos y festivos, éstos se reducen a 7 mientras que el ‘búho’ ofrecerá cuatro conexiones los sábados por la noche. Empleará 23 minutos en llegar a la capital riojana, con frecuencias de paso cada 60 minutos. El primer servicio arrancará a las 8.07 y el último, a las 22.07.

- Ribafrecha (M5). Los vecinos de Ribafrecha dispondrán de 17 servicios de lunes a viernes laborables para desplazarse a Logroño (el primero a las 7.00 y el último a las 23.00 horas). Prácticamente el mismo número de servicios se oferta los sábados laborables (16) mientras que se reducen a 7 en domingos y festivos. Los sábados por la noche habrá tres servicios. La línea cubrirá la distancia que separa Ribafrecha de Logroño en 28 minutos, con frecuencias de paso cada 60minutos.

- Murillo de Río Leza (M6). De lunes a viernes, 17 servicios (de 7.00 a 23.00 horas) conectarán Murillo con Logroño. El número se reduce a seis los sábados laborables, domingos y festivos mientras que serán dos las conexiones del ‘servicio búho’. Tardará 25 minutos en arribar a la capital y tendrá frecuencias cada 60 minutos.

- Agoncillo (M7). 16 servicios conectarán Agoncillo (y su polígono) con la capital riojana de lunes a viernes. Estos servicios se reducen a la mitad en sábados laborables, domingos y festivos. El primer autobús pasará por la localidad a las 7.10 mientras que el último lo hará a las 22.10. Empleará 20 minutos en conectar Agoncillo con la capital riojana, con frecuencias de paso cada 60 minutos. Tres autobuses nocturnos estarán operativos la madrugada del sábado.

- Arrúbal (M7). Es el término de la línea 7, que ofertará 16 servicios de lunes a viernes y la mitad en sábados, domingos y festivos. Al igual que Agoncillo, contará con 3 ‘búhos’ en la noche del sábado. La distancia que separa Arrúbal de Logroño se cubrirá en media hora, con frecuencias de paso cada hora. El primer servicio arrancará a las 7.00 y el último a las 22.00.


El Gobierno de La Rioja iniciará a partir de mañana una campaña informativa en las diferentes localidades que se verán beneficiados por el Transporte Metropolitano para presentar la flota de autobuses que cubrirá el servicio así como los horarios y frecuencias del mismo. Igualmente, estarán a disposición de los usuarios los horarios de las diferentes líneas en la página de transportes de la web institucional del Gobierno de La Rioja.