15 de noviembre de 2011

seguridad vial

El consejero de Presidencia, Emilio del Río, y el rector de la Universidad de La Rioja, José María Martínez de Pisón, han presidido esta mañana el acto de entrega de premios del VII Concurso de Seguridad Vial, en un acto que ha contado, además, con la presencia de María Teresa Antoñanzas, directora del Instituto Riojano de la Juventud; Jesús Ángel Pérez, secretario de la Asociación de Ayuda en Carretera DYA-La Rioja, y de Manuel Fernández, director de la Oficina de Logroño de Mapfre.

Como se recordará, los objetivos del certamen son los siguientes: prevenir los accidentes de tráfico en jóvenes conductores, disminuir sus consecuencias, resocializar a las personas accidentadas y estudiar la siniestralidad y sus causas. Y a él pueden concurrir trabajos alusivos a cualquier aspecto relacionado con la seguridad vial: vías, vehículos, factor humano…, que estén enfocados desde la perspectiva de los estudios que cursa el estudiante.

En esta VII edición, el primer premio, dotado con 3.000 euros, ha sido para Enrique Sodupe Ortega (estudiante de Ingeniería Técnica Industrial, rama Mecánica), por su trabajo titulado ‘Conducción despierta’. El segundo premio, ex aequo, ha repartido los 2.000 euros de que está dotado entre Sandra Hernández Blanco (Ingeniería Técnica Superior) y Sergio Ramón Tobías (Ciencias del Trabajo), por su trabajo ‘Control de neumáticos en carretera’. Por último, el jurado ha decidido conceder dos accésit, dotado cada uno de ellos con 500 euros, a Fernando Lucas Rey Ramos (Historia y Ciencias de la Música), por ‘Alcoholímetro para el coche’, y Enrique Sodupe Ortega, por ‘Luz roja a los atropellos’.

El certamen nació en 2005 tras analizar las trágicas estadísticas, ya que los accidentes de tráfico constituyen la primera causa de mortandad entre los jóvenes. Por este motivo, el Instituto Riojano de la Juventud (IRJ), la Universidad de La Rioja, el Instituto Mapfre y la Asociación DYA La Rioja pusieron en marcha el Concurso Universitario de Seguridad Vial, que distingue los mejores programas inéditos.

En esta edición, la participación ha sido elevada, con 16 trabajos presentados, el doble que el pasado año.

El jurado ha estado compuesto por el la directora del Instituto Riojano de la Juventud (IRJ), María Teresa Antoñanzas; la vicerrectora de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad de La Rioja, Sylvia Sastre; el gerente de Mapfre en La Rioja, Jesús Garrido; y Jesús Ángel Pérez, en representación de la Asociación DYA La Rioja.

Programa de Seguridad Vial

El concurso forma parte de un programa de actividades más amplio encaminado a prevenir los accidentes de alcohol y el consumo de alcohol. En este marco de actuaciones se han enmarcado este año otras acciones, entre las que cabe destacar la instalación de un parque temático de seguridad vial de dos días en la Universidad de La Rioja, la realización de pruebas de control de alcoholemia –voluntarias- en las fiestas de las cabeceras de comarca; el Bus Joven; y el programa de ayudas a los jóvenes de 17 a 30 años para obtener el carné de conducir.

BREVE RESUMEN DE LOS TRABAJOS PREMIADOS

Primer premio: Enrique Sodupe Ortega: ‘Conducción Despierta’ (3.000 euros)

Este trabajo expone que la fatiga y la somnolencia al volante son unos de los principales motivos que generan un alto número de accidentes en las carreteras: Para paliar esta situación, el autor propone la instalación de una serie de dispositivos (técnicos, ergonómicos y estéticos) en los vehículos con los que se pretende advertir al conductor cuando se encuentra fatigado y a punto de dormirse, y así evitar los accidentes provocados por la pérdida de reflejos y concentración.

Segundo premio ex aequo: Sandra Hernández Blanco y Sergio Ramón Tobías: ‘Control de neumáticos en carretera’ (1.000 euros para cada uno)

Muchos conductores desconocen que la Ley exige – a través del Reglamento General de Vehículos en el art. 12.5.1. – que los neumáticos tengan una profundidad de dibujos superior o igual a 1,6 mm en las principales ranuras en la banda de de rodadura, y que su estado debe reunir las condiciones mínimas de utilización. Este trabajo pretende que el conductor sepa, cuanto tenga que utilizar el vehículo, que tiene que llevar los neumáticos en perfecto estado o será sancionado. El objetivo es implantar una red de controladores de neumáticos en el mayor número de lugares posibles (dispositivo colocado en el asfalto capaz de detectar al paso del vehículo que sus medidas no son las reglamentarias y sensores láser que analicen los surcos del neumático y, con una cámara de alta velocidad, envíen los datos directamente a su sistema informático).

Accésit: Fernando Lucas Rey Ramos, por ‘Alcoholímetro para el coche’ (500 euros)

Con este trabajo se trata de reducir o incluso erradicar los accidentes provocados por el consumo de alcohol. El alcoholímetro para coches consta de un dispositivo integrado en el vehículo que bloquea el encendido del coche mientras no el conductor no haya soplado por el alcoholímetro sin sobrepasar el límite legal para conducir.

Accésit: Enrique Sodupe Ortega, por ‘Luz roja a los atropellos’ (500 euros)

El objetivo de este trabajo es diseñar unos dispositivos que ayuden a reducir la siniestralidad de los viandantes en nuestras ciudades y tratar de concienciar a peatones y conductores de la importancia de respetar la señalización. Para ello, se propone colocar una hilera de luces en el suelo del lateral de los pasos de cebra, justamente en la línea donde se deben parar los vehículos para dejar paso a los peatones, combinando con una serie de sensores de movimiento en los postes de semáforos, orientados hacia las rayas del paso de cebra.