14 de diciembre de 2010

El Consejero de Presidencia, Emilio del Río, y el Rector de la Universidad de La Rioja, José María Martínez de Pisón, han presidido esta mañana el acto de entrega de premios del VI Concurso de Seguridad Vial, en un acto que ha contado, además, con la presencia de Jesús Ángel Pérez, secretario de la Asociación de Ayuda en Carretera DYA-La Rioja, y de Jesús Garrido, Subgerente de la Central Navarra-La Rioja, de Mapfre.

Como se recordará, los objetivos del certamen son los siguientes: prevenir los accidentes de tráfico en jóvenes conductores, disminuir sus consecuencias, resocializar a las personas accidentadas y estudiar la siniestralidad y sus causas. Y a él pueden concurrir trabajos alusivos a cualquier aspecto relacionado con la seguridad vial: vías, vehículos, factor humano…, que estén enfocados desde la perspectiva de los estudios que cursa el estudiante.

En esta VI edición, el primer premio –dotado con 3.000 euros- ha recaído en el trabajo denominado ‘Fin de los puntos ciegos en vehículos’, elaborado por Ignacio Martínez Viteri (estudiante de ITI en Electrónica Industrial) y Borja Millán Prior (ITI en Electrónica Industrial). El segundo premio es para Roberto Casado Mozo (Máster en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato), por el trabajo titulado ‘Si frenas con el coche aceleras en la vida’, dotado con 2.000 euros. El tercer premio, que cuenta con una bolsa de 1.000 euros, es para el trabajo ‘No tengo manos, luego te llamo, de Marta Ballesteros Mazo (ITI en Electrónica Industrial).

El certamen nació en 2005 tras analizar las trágicas estadísticas, ya que los accidentes de tráfico constituyen la primera causa de mortandad entre los jóvenes. Por este motivo, el Instituto Riojano de la Juventud (IRJ), la Universidad de La Rioja, el Instituto Mapfre y la Asociación DYA La Rioja pusieron en marcha el Concurso Universitario de Seguridad Vial, que distingue los mejores programas inéditos.

El jurado ha estado compuesto por el Director del Instituto Riojano de la Juventud (IRJ), Javier Merino; la Vicerrectora de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad de La Rioja, Sylvia Sastre i Ribà; el Director de Mapfre en La Rioja, Manuel Fernández; y Héctor Escrich, en representación de la Asociación DYA La Rioja.

Programa de Seguridad Vial
El concurso forma parte de un programa de actividades más amplio encaminado a prevenir los accidentes de alcohol y el consumo de alcohol. En este marco de actuaciones se cuadra la jornada de conducción segura que se celebra en el campus universitario, la campaña de prevención del consumo de alcohol que se desarrolla en las fiestas de las cabeceras, así como otros programas impulsados por el Gobierno regional, como el Bus Joven o las ayudas para obtener el carné de conducir, que incluyen formación específica en seguridad vial.

BREVE RESUMEN DE LOS TRABAJOS PREMIADOS

Primer premio (3.000 euros): ‘Dispositivo de eliminación de puntos ciegos por pilar A’
Autores: Ignacio Martínez Viteri y Borga Millán Prior

• Los estudiantes proponen una solución innovadora, consistente en la combinación de cámaras de vídeo colocadas en el exterior de los denominados ‘pilar A’ laterales (ambas partes de la carrocería del vehículo que enmarcan la luna delantera). Las imágenes captadas llegarían a una pantalla flexible instalada en el interior del ‘pilar A’. De esta forma, el resultado sería una visión total de la parte delantera, como si los citados pilares fueran transparentes.

Segundo premio (2.000 euros): ‘Control de velocidad de vehículos para jóvenes’
Autor: Roberto Casado Mozo.

• Se trata de implantar un sistema que ya existe en la vida real para otras funciones, como la compra en comercios con tarjeta o los bonobuses electrónicos, pero con una finalidad muy diferente. Para ello, los vehículos tendrían que disponer de una ranura similar a la de los cajeros automáticos. En ella, el conductor debería introducir su DNI electrónico antes de arrancar el vehículo (el documento contendría la información necesaria: edad, antigüedad del permiso de conducir, etc). De hecho, el vehículo no arrancaría si no se introduce el DNI.
El dispositivo podría funcionar de dos formas: recogiendo los datos de las últimas horas para facilitárselos a la Policía en caso de detener el vehículo o de forma autónoma, es decir, el coche no superaría la velocidad de 80 kilómetros si el conductor es novel, detectaría cuántas horas lleva seguidas conduciendo sin parar o, entre otras cosas, le sancionaría en caso de sobrepasar la velocidad permitida.

Tercer premio (1.000 euros): ‘Sistema de respuesta automática en la conducción para teléfonos móviles’.

Autora: Marta Ballesteros Mazo.

• Se trata de una aplicación para telefonía móvil que pretende evitar las distracciones al volante producidas por la recepción de llamadas, mensajes u otros avisos telefónicos. Para ellos, se añadirá el ‘modo conductor’ al teléfono para ser activado cuando comienza el viaje.
Así, la persona que quiera contactar con el conductor recibirá una notificación indicándole que el usuario está al volante y que no puede responder a la llamada. Por su parte, el conductor recibirá un aviso en el móvil indicándole que alguien quiere contactar con él, para que lo lea cuando le sea posible, pare y responda a la llamada entrante sin peligro.