7 de agosto de 2007

El próximo miércoles, 15 de agosto, con la apertura de la media veda, arranca la temporada caza 2007-2008 en La Rioja y por este motivo la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de La Rioja ha editado, como en años anteriores, un folleto gratuito en el que se resume el contenido de la Orden de Caza de este año y se proporciona a los aficionados toda la información necesaria para la práctica cinegética en la región.

La Rioja cuenta con una amplia tradición cinegética que obedece, en gran medida, a las buenas posibilidades que ofrece el territorio riojano para la práctica de este deporte. Así, las sierras riojanas, con densos bosques, presentan buenas poblaciones de ungulados como jabalí, ciervo y corzo para caza mayor y una buena situación geográfica para los puestos de palomas migratorias en caza menor. Por su parte, las sierras más mediterráneas y el valle del Ebro proporcionan recursos de caza menor como conejo, liebre y perdiz roja.

La pasada temporada 2007-2007, se concedieron en La Rioja 13.891 licencias de caza, 218 más que en el ejercicio anterior.

Una de las notas destacables de la actividad cinegética riojana en los últimos años es el notable incremento experimentado por los aprovechamientos de caza mayor, sobre todo desde el año 2000. Este aumento se ha producido tanto en el número de batidas y recechos como el de piezas capturadas y va parejo al registrado por las distintas poblaciones de ungulados en número y en distribución.

Durante la temporada 2006-2007 se capturaron en La Rioja 4.953 piezas de caza mayor, un 87% más que en 2000 (2.648 ejemplares). Desde el año 2000, el número de capturas de caza mayor ha ido en aumento, fluctuando en las últimas tres temporadas alrededor de los 5.000 ejemplares y evidenciando que en nuestra región los aprovechamientos están perfectamente ajustados a las existencias de las distintas especies. Ha crecido el número de aprovechamientos en prácticamente todas las modalidades sin que por ello las poblaciones de jabalí, ciervo o corzo hayan disminuido su nivel de preservación biológica.

Por lo que respecta al jabalí, la pasada temporada se mataron 2.649 ejemplares, 147 menos que el año anterior. Las capturas de corzo ascendieron a 360 ejemplares, 17 menos que en 2005; mientras que las de ciervo, con 1.944 ejemplares muertos, superaron en 19 las cifras de 2006.

En los distintos tipos de aprovechamientos, durante la temporada 2006-2007 se celebraron 747 batidas (exclusivas de jabalí y mixtas con corzo o ciervo), 18 más que el año anterior. Por lo que respecta a los recechos, la pasada temporada se contabilizaron 240 recechos de ciervo y 273 de corzo, cifras similares a la temporada anterior, y lo que sí aumentó fue el número de capturas, 517 ejemplares frente a los 435 de la temporada 2005-2006, debido, sobre todo, al mayor número de capturas de ciervo, 328 ejemplares, un 30% más que en 2005. Finalmente, el número de esperas nocturnas para evitar daños a los cultivos bajó sensiblemente la pasada temporada, debido a que los animales encontraron mayor alimento en el monte. En conjunto se celebraron 115 esperas, un 62% menos que en 2005, siendo las más numerosas las de jabalí, seguidas de las de corzo y tan sólo se celebró una espera para ciervo.

Por lo que respecta a la caza menor, en la temporada 2006-2007 se autorizaron en La Rioja 1.057 puestos de paloma y 2.752 puestos de zorzales.

Nueva temporada

Por lo que respecta a la temporada 2007-2008, la Orden apenas recoge novedades. Lo más importante se encuentra recogido en el folleto gratuito que un año más ha editado la Dirección General de Medio Natural y del que se han distribuido 8.000 ejemplares. En él se informa de cupos, periodos hábiles, limitaciones especiales, armas y procedimientos prohibidos, terrenos no cinegéticos y listado de buenas prácticas cinegéticas.

Este año, la media veda se abre el 15 de agosto en toda La Rioja y se prolongará hasta el sábado 8 de septiembre. El período hábil de caza será los martes, jueves, sábados, domingos y festivos. Los horarios autorizados corresponden al período establecido entre una hora antes de la salida del sol y una hora después de su puesta. Las especies cuya caza está autorizada en toda la Comunidad Autónoma son la codorniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, grajilla, corneja negra, estornino pinto y zorro. La práctica de esta modalidad de caza a lo largo de la temporada 2007-2008 podrá realizarse en terrenos cinegéticos cuyo Plan Técnico de Caza lo contemple y exclusivamente en eriales, rastrojeras, acequias, praderas y barbechos con vegetación herbácea. La normativa prohíbe expresamente cobrar piezas en el interior de fincas donde todavía no se haya recogido la cosecha.

Este año, la temporada de caza menor se extiende desde el próximo 14 de octubre de 2007 hasta el domingo 27 de enero de 2008 ambos inclusive, todos los jueves, domingos y festivos de carácter nacional y autonómico en todo tipo de terrenos y hasta las 15.00 horas. Para perdiz y liebre se establece un cupo máximo de capturas por cazador y día que serán de 4 piezas en conjunto con un máximo de 2 liebres. Para la caza de zorzal, en el caso de aquellos acotados que cuenten con puestos fijos autorizados, además de los días hábiles de caza menor durante el horario autorizado, podrán cazar los jueves, sábados, domingos y festivos a partir de las 15.00 horas. No obstante, y exclusivamente en el período comprendido entre la apertura de la caza menor y el domingo 11 de noviembre, podrá practicarse esta modalidad los martes y sábados durante todo el día.

La caza de palomas migratorias en puestos fijos autorizados, siempre que esté aprobado en el correspondiente Plan Técnico de Caza, se autoriza entre el 6 de octubre de 2007 y el 9 de noviembre de 2007, ambos inclusive, todos los días de la semana y entre el 12 de noviembre de 2007 y el 23 de noviembre de 2007, únicamente de lunes a viernes.

Los periodos hábiles fijados para la caza mayor son distintos para cada una de las especies. El jabalí puede cazarse desde el 7 de octubre de 2007 hasta el 3 de febrero de 2008, ambos inclusive, los sábados, domingos y festivos de carácter nacional o autonómico, salvo que se adelante la temporada por daños a la agricultura. La caza del corzo y el ciervo sólo podrá desarrollarse en terrenos cinegéticos que cuenten con un Plan Técnico de Caza aprobado por la Dirección General de Medio Natural y durante las siguientes fechas:

-Corzo: En batida, del 7 de octubre al 11 de noviembre de 2007, ambos inclusive. En aquellos terrenos cinegéticos en que esta especie pueda dar lugar a daños importantes en cultivos agrícolas, la temporada podrá iniciarse en el mes de septiembre, previa justificación de esta circunstancia. En rececho, del 1 de mayo al 31 de julio de 2008, ambos inclusive. En la caza de hembras, el período queda restringido hasta el 31 de mayo. En aquellos terrenos cinegéticos en que esta especie pueda dar lugar a daños importantes en cultivos agrícolas, la temporada podrá iniciarse a partir del segundo domingo de abril, previa justificación de esta circunstancia.

-Ciervo: En batida, del 13 de octubre de 2007 al 3 de febrero de 2008, ambos inclusive. En rececho, del 10 de septiembre al 7 de octubre de 2007, ambos inclusive.