5 de julio de 2010

El Centro de Coordinación Operativa SOS Rioja ha activado los diferentes protocolos de actuación para este verano en coordinación con otros departamentos del Gobierno de La Rioja.

Este año se incidirá en la información al ciudadano a través de la web del Gobierno regional ofreciendo las previsiones meteorológicas para nuestra comunidad y los niveles de alerta. Así como una serie de consejos de autoprotección en situaciones de sol y seguridad, ola de calor, bañistas, incendios, senderismo y excursiones.

Desde SOS Rioja se activarán los protocolos de actuación para los siguientes riesgos: olas de calor, incendios, tormentas, acampadas juveniles, actividades culturales, exceso de ozono y actividades recreativas.

Olas de calor
En colaboración con la Consejería de Salud se desarrolla un plan de prevención ante altas temperaturas.

Se ha habilitado un acceso directo desde la sección de meteorología de la web del SOS Rioja en el que el ciudadano puede consultar el nivel de alerta (Nivel 0 o verde ausencia de riesgo, nivel 1 o amarillo bajo riesgo, nivel 2 o naranja riesgo medio y nivel 3 o rojo alto riesgo) y la previsión de temperaturas mínima y máxima para el día y los cuatro siguientes.

SOS Rioja ofrece en larioja.org la previsión de tiempo a corto y medio plazo ( nueve días) en la comunidad, con probabilidades en porcentajes de precipitaciones, nieve, temperaturas mínima y máxima, posibilidades de lluvia etc. Igualmente se puede tener acceso a la información del tiempo del día y la predicción de los cuatro siguientes en 20 municipios riojanos y 22 localidades nacionales.

Incendios agrarios y forestales
SOS Rioja actúa como centro coordinador de los recursos de la Dirección General de Medio Natural y a través de él se coordinan y movilizan en los casos de incendio forestal y es habitual que también colaboren en la mayor parte de los incendios agrarios. La colaboración se extiende a CEIS Rioja y a los Bomberos de Logroño.

Tormentas
Se vigilan los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología y en el supuesto de observarse algún tipo de alerta se avisa a los diversos cuerpos de seguridad y emergencias, así como a los nueve campings de La Rioja y quince acampadas organizadas.

Acampadas Juveniles
El Instituto Riojano de la Juventud remite a SOS Rioja las acampadas que tienen lugar en la Rioja señalando el lugar, el período de acampada, la institución a la que pertenecen y el responsable de la misma.

Los riesgos a los que están sometidas las acampadas son los derivados de la climatología adversa, procesos intestinales a consecuencia de comidas y bebidas, golpes de calor y extravío o desorientaciones personales, o incluso de grupo.

En estos casos SOS Rioja moviliza recursos propios o ajenos en función de cada situación llegando a proporcionar en determinados casos un refugio alternativo en las proximidades con la colaboración de ayuntamientos u otras instituciones sociales o religiosas (estos refugios van desde polideportivos, albergues, monasterios, etc).

Actividades culturales
En éste ámbito se encuentran las fiestas de los pueblos y las actividades que cada municipio mantiene como tradicionales. En este caso desde protección civil se controlan las grandes concentraciones humanas que se producen así como golpes de calor y otras incidencias.

El Centro de Coordinación Operativa SOS Rioja moviliza una agrupación municipal de voluntarios que en caso de producirse alguna incidencia mantiene informado oportunamente al Centro Coordinador quien moviliza, en su caso, el dispositivo de urgencia necesario.


Exceso de Ozono
Se colabora con la Dirección General de Calidad Ambiental en la información pública del nivel de ozono cuando se superan los umbrales de información y de alerta. En estos casos las estaciones medidoras del nivel de ozono ubicadas en la Rioja envían un mensaje de alerta a SOS Rioja quien pone en marcha un protocolo de actuación junto a la Dirección General de Calidad Ambiental.

El ozono es un componente del aire fundamental para la vida humana, que se encuentra en las zonas altas de la atmósfera formando la llamada capa de ozono, que nos protege contra los rayos ultravioletas. Sin embargo, en las zonas bajas de la atmósfera puede llegar a resultar perjudicial para la salud si se combina con altas temperaturas y con sustancias contaminantes, como los óxidos de nitrógeno o hidrocarburos volátiles.

Los síntomas más frecuentes que produce el exceso de ozono son tos, dolor de cabeza y dolor pectoral al inspirar profundamente, por lo que aquellos que realizan ejercicio físico al aire libre, así como niños y ancianos, son los que corren más riesgos de ser perjudicados por este contaminante, aunque el grado de afectación variará en función de la sensibilidad individual y de la concentración de ozono en la atmósfera.

Actividades recreativas
En definitiva cualquier actividad es susceptible de originar una llamada de emergencia al 112 y en especial en éste período del año en que las vacaciones originan gran actividad y movimiento de masas que indudablemente originan un riesgo estival.