17 de junio de 2008

El Sistema Público de Salud de La Rioja ha incorporado una nueva técnica para diagnosticar de forma más certera la epilepsia y otros trastornos bruscos e intermitentes de la función cerebral. Esta nueva prestación puede beneficiar al año a unos 2.500 riojanos, principalmente niños y personas de más de 65 años.

Para llevarla a cabo, Salud añadió a la sección de Neurofisiología del Hospital San Pedro una nueva práctica por vídeo-electroencefalografía, que consiste en el registro simultáneo de la actividad cerebral con la sintomatología clínica del paciente.

Diagnóstico más certero

El principal avance de este nuevo método diagnóstico es que se diferencia el origen de una crisis y se determina desde el principio si es de tipo epiléptico o no.
Los profesionales de Neurofisiología provocan en el paciente factores precipitantes (estímulos luminosos, sueño, respiraciones profundas, etc.) para desencadenarle la crisis y estudiarla pormenorizadamente mediante vídeo-electroencefalografía.

Al observar al paciente mediante un vídeo, los profesionales pueden determinar con mayor exactitud si cualquier síntoma como un movimiento, un tic o pérdida de conciencia, corresponde a una hiperactividad de las neuronas, si es de origen epiléptico o no lo es (pero que pudiera confundirse con una crisis epiléptica).

Dependiendo del tipo de exploración, el tiempo de monitorización del paciente puede ir de 30 minutos a 3 horas, e incluso se pueden producir vídeos de larga duración (7 horas) en casos excepcionales.

Cambiar el tratamiento al 30% de pacientes

La incorporación de los dos equipos de vídeo-electroencefalografía ha permitido que este tipo de exploración se haya convertido en una prueba neurofisiológica habitual en La Rioja.

El porcentaje de pacientes con episodios de dudosa naturaleza es muy alto, con lo que la utilización de los estudios de monitorización de vídeo-electroencefalografía puede hacer cambiar el tratamiento a un 30% aproximadamente de los pacientes remitidos a una unidad de epilepsia (es decir, una vez efectuada la prueba se comprueba que un 30% de pacientes diagnosticados inicialmente de epilepsia, no tenían epilepsia).

Los pacientes de Rioja Baja no tendrán que desplazarse

Esta nueva técnica para diagnosticar de forma más certera la epilepsia se aplica también a los pacientes de Rioja Baja que lo requieren, puesto que a estos pacientes ya se les están realizando pruebas de Electroencefalografía mediante la primera experiencia de telemedicina puesta en marcha por Salud entre el Hospital San Pedro y la Fundación Hospital de Calahorra.

Como ya se anunció, la Fundación Hospital de Calahorra está realizando desde hace mes y medio las pruebas de Electroencefalografía que afectan a 300 pacientes de Rioja Baja cada año. Se trata de estudios o exámenes para detectar problemas en la actividad eléctrica del cerebro, es decir, estudios del sistema nervioso para descartar posibles enfermedades o patologías neurológicas, como epilepsia, diagnosticar la presencia y tipos de trastornos, buscando las causas de la confusión y evaluando traumatismos craneales, enfermedades degenerativas y alteraciones metabólicas que afectan al cerebro.

Con la incorporación de esta nueva prueba, el Hospital de Calahorra realiza Electroencefalogramas (EEG) y los transmite vía telemática al Servicio de Neurofisiología del Hospital de San Pedro en Logroño, para su interpretación, diagnóstico y emisión del correspondiente informe. Para ello, se ha adquirido el equipo necesario. Además, se ha formado al personal correspondiente del hospital calagurritano para que realice el estudio.

En este sentido, a todos los pacientes de Rioja Baja que lo necesiten se les está aplicando, además, la nueva técnica de vídeo-electroencefalografía, evitando el desplazamiento de estos pacientes a Logroño para la realización de esta prueba.

El paciente es monitorizado en la Fundación Hospital de Calahorra y, mediante el vídeo, los especialistas de neurofisiología del Hospital San Pedro siguen la evolución del paciente y los registros de su actividad cerebral.

La enfermedad de la epilepsia

La epilepsia constituye una de las enfermedades neurológicas más frecuentes, ya que alrededor del 1% de la población mundial la padece. Se estima que en La Rioja hay 1.800 pacientes epilépticos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de 50 millones de epilépticos en el mundo, de los cuales unos 400.000 se encuentran en España, diagnosticándose cada año alrededor de 20.000 casos nuevos. Los niños y los ancianos son las poblaciones más susceptibles de sufrir estos trastornos; los primeros por la herencia genética y los segundos por la influencia que tienen las enfermedades cerebro vasculares en el riesgo de aparición de la epilepsia.

La epilepsia presenta diferentes síntomas porque todas las neuronas de la corteza cerebral son subsidiarias de tener hiperactividad: crisis olfatorias, visuales, de movimiento, de paresia (falta de movimiento), etc.