6 de junio de 2011

La Consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza, ha suscrito hoy en Calahorra cuatro contratos por un valor total de 213.750 euros mediante los que el Gobierno de La Rioja prestará el servicio de atención temprana en La Rioja Baja. Tras la oportuna licitación pública de sus correspondientes lotes, los cuatro contratos se han suscrito con Mª Carmen León Lafuente y Aurora C. Marrodán Adán, titulares de gabinetes de logopedia en la localidad de Calahorra.

A través de estos contratos, que se establecen para un periodo de 2 años, el Gobierno de La Rioja garantiza la intervención en atención temprana a aquellos niños con trastorno en el desarrollo o el riesgo de padecerlo, con una previsión de 9.000 sesiones en los 2 años (4.500 sesiones en cada uno de ellos).

En virtud de los contratos firmados, el Gobierno de La Rioja podrá prestar en La Rioja Baja el servicio de intervención de atención temprana con aquellos niños donde el trastorno en el desarrollo o el riesgo de padecerlo incide principalmente en aspectos sensoriales del lenguaje y la audición, con los que conseguirá una atención individualizada de carácter preventivo, asistencial y habilitador, orientada a la población infantil y su entorno, de forma que dé respuesta a los siguientes objetivos:

• Reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del menor.
• Evitar o reducir la aparición de efectos de una deficiencia o déficit secundarios o asociados producidos por trastorno o situación de alto riesgo.
• Optimizar, en la medida de lo posible, el desarrollo del menor.
• Introducir los mecanismos necesarios de compensación, eliminación de barreras y adaptación a las necesidades específicas.
• Atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el menor.
• Considerar al menor y su familia como sujetos activos de la intervención.

Con estas firmas, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Servicios Sociales, amplia en La Rioja Baja la red de centros que prestarán la intervención de servicios sociales en atención temprana, dentro del sistema público de intervención de servicios sociales en atención temprana que está implantando en la Comunidad de La Rioja. En el caso de estos dos nuevos centros en Calahorra, la intervención se realizará fundamentalmente a través de la logopedia, la estimulación y la psicomotricidad.

Servicio de atención temprana

El servicio de atención temprana consiste en un conjunto de intervenciones que tienen por objeto dar respuesta, a las necesidades que presenta la población infantil de 0 a 6 años, con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos y sus familias, para prevenir o compensar desventajas transitorias o permanentes.

A través de este servicio y bajo una perspectiva de globalidad se pretende llevar a cabo una intervención de acuerdo al carácter integral que el desarrollo del menor tiene en este periodo evolutivo. Se trata de tratamientos habilitadores y rehabilitadores de intervención directa e indirecta con la familia y con el entorno del menor, con el fin de reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del niño o la niña, producidos por un trastorno o situación de alto riesgo, así como atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el menor, introduciendo los mecanismos necesarios de compensación, eliminación de barreras y adaptación a las necesidades específicas.

En definitiva, este nuevo sistema nace bajo la premisa de salvaguarda del interés superior del menor, garantizando que toda la población infantil de 0 a 6 años en situación de dependencia o con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos pueda disponer de todas las posibilidades de desarrollo, de una vida plena, de forma global y saludable, en condiciones que le permitan conseguir el máximo de autonomía posible, facilitando su participación activa en la familia y en la comunidad.

Para ello, la intervención de servicios sociales en atención temprana se desarrollará a través de diferentes modalidades como fisioterapia, psicología, logopedia, estimulación, psicomotricidad, lenguaje de signos y cualesquiera otras que pudieran ser adecuadas para el desarrollo del menor. La intervención se realiza siempre bajo la perspectiva de distintas disciplinas (interdisciplinariedad) y con la base de la formación y la especialización (cualificación profesional), en un marco conceptual común de desarrollo de la población infantil de 0 a 6 años.

Nuevo sistema público de intervención en atención temprana

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Servicios Sociales, ha implantado un nuevo sistema público de intervención de servicios sociales en atención temprana dentro del Sistema Público Riojano de Servicios Sociales. Mientras que la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia limita el derecho a la atención temprana a los niños de 0 a 3 años en situación de dependencia, la Comunidad Autónoma de La Rioja, dentro del denominado nivel adicional de protección, extiende este derecho a la intervención de servicios sociales en atención temprana a toda la población infantil riojana de 0 a 6 años con trastornos en su desarrollo o que tienen una situación de riesgo de padecerlos. Así, se trata de prevenir y compensar las desventajas transitorias o permanentes a través de una atención individualizada de carácter preventivo, asistencial, habilitador y orientada tanto a esta población infantil, como a su entorno familiar y social, así como de una atención planificada por un equipo interdisciplinar de profesionales y coordinada con otros recursos de atención en al ámbito de Comunidad Autónoma de La Rioja.

El nuevo sistema de intervención de servicios sociales en atención temprana dentro del Sistema Público Riojano de Servicios Sociales ha supuesto la sustitución de un sistema de ayudas, en el que el Gobierno de La Rioja colaboraba con la financiación del gasto que asumían los padres, hasta en un 80%, para dar paso a un sistema en el que la intervención de servicios sociales en atención temprana se convierte en un servicio público de carácter universal y gratuito, concedido mediante resolución de la dirección general competente en atención temprana, y que no estará sujeto a contraprestación económica alguna por parte de los usuarios, asumiendo el Gobierno de La Rioja el coste económico total de las intervenciones que necesite el menor. La implantación de este nuevo sistema supone un avance a nivel normativo con la elaboración de la Orden 2/2010, de 11 de enero, de la Consejería de Servicios Sociales, por la que se regula el procedimiento para la intervención de servicios sociales en atención temprana; la Orden 5/2009, de 15 de diciembre, de la Consejería de Servicios Sociales por la que se regulan los requisitos mínimos de centros y servicios de desarrollo infantil y atención temprana; y el Decreto 3/2011, de 19 de enero, regulador de la intervención integral en atención temprana en La Rioja, que ha completado el marco normativo de ordenación del servicio.

Pero además, la citada Orden 2/2010 reguló un régimen transitorio con el fin de que los menores que eran beneficiarios de una ayuda en el año 2009, se incorporasen directamente al sistema público de servicios sociales y pudiesen seguir siendo atendidos en el centro o servicio al que acudían, asumiendo el Gobierno de La Rioja el coste de dichas intervenciones, y con el fin de garantizar en todo momento la continuidad y la coherencia en la intervención de servicios sociales en atención temprana.

Paralelamente y con el fin de garantizar la existencia y disponibilidad de este servicio, el Gobierno de La Rioja trabajó en la creación y desarrollo de una red pública de centros y servicios de desarrollo infantil y atención temprana, dentro del Sistema Público Riojano de Servicios Sociales, adecuados a lo previsto en la Orden 5/2009 citada, de forma que quede garantizado el nivel de calidad que deben reunir los centros y servicios dirigidos al desarrollo infantil y a la atención temprana. Actualmente estos recursos para el desarrollo de la intervención de servicios sociales en atención temprana en nuestra comunidad autónoma son la unidad de desarrollo infantil y atención temprana, UDIAT (dentro del Centro de Valoración de la Discapacidad y Dependencia) y los centros y servicios de titularidad privada y que a través de los oportunos contratos de servicios con el Gobierno de La Rioja presten un servicio público. Estos centros o servicios van dirigidos a promover, facilitar o potenciar la evolución global y las posibilidades de desarrollo del menor; planificar las acciones encaminadas a desarrollar en los menores niños de 0 a 6 años un mayor grado de autonomía personal y una completa integración en el medio familiar, educativo y social; garantizar la existencia de profesionales expertos en desarrollo infantil; y promover la intervención interdisciplinar cuando las necesidades del menor lo aconsejen.

Pero además, esa red de centros se está diseñando y desarrollando bajo un criterio de descentralización y territorialización, bajo la premisa de que los recursos para la intervención de servicios sociales en atención temprana estén próximos a la zona de referencia del domicilio familiar, accesibles y organizados con relación a las necesidades del menor y su familia. Es, dentro de esos criterios de descentralización y territorialización, donde el Gobierno de La Rioja suscribe hoy los contratos en La Rioja Baja con los dos gabinetes de Calahorra. En ese sentido, en agosto de 2010, el Gobierno de La Rioja ya suscribió tres contratos con varias entidades (ASPACE-Rioja, UTE Alba López-Domingo Álvarez y Logopedia y Audiología, S.L.) para prestar en Logroño el servicio de intervención de atención temprana con aquellos niños donde el trastorno en el desarrollo o el riesgo de padecerlo, bien incidía en aspectos sensoriales del lenguaje y la audición (como es el caso de los contratos que hoy se firman), o sobre aspectos físicos o afines relacionados con el desarrollo del movimiento y con la motricidad.

El Decreto 3/2011 tiene como objetivo principal la coordinación de actuaciones de los tres sistemas implicados (salud, educación y servicios sociales) y establece, entre otros, los distintos principios en los que debe basarse la intervención en atención temprana (destacando la universalidad y la igualdad de oportunidades).