28 de junio de 2010

Los servicios asistenciales del Hospital San Pedro y del resto de centros de Atención Primaria de Logroño funcionaron con absoluta normalidad ayer y continúan su actividad sanitaria ordinaria en el día de hoy, a pesar de la fuerte tromba de agua que cayó ayer por la tarde en la capital riojana.
La tormenta no originó más que las incidencias propias que se derivan de la gran cantidad de agua caída en poco tiempo, viéndose anegados, inicialmente, los colectores y desagües del Hospital San Pedro, lo que provocó que se acumulara agua en el exterior, en los garajes y el sótano, situación que fue solventada antes de media noche, una vez finalizó la lluvia.
Los servicios sanitarios del interior del centro hospitalario no vieron afectada su marcha en ningún momento y los pacientes fueron atendidos con total normalidad.