22 de diciembre de 2009

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado esta mañana que la oficina de Iberaval en La Rioja "abre oportunidades de obtener recursos que den oxígeno a las empresas. Con ello estamos intentando fortalecer nuestro crecimiento y dar empleo a nuestros trabajadores". Sanz ha realizado estas declaraciones tras la firma del convenio para la integración de La Rioja en la Sociedad de Garantía Recíproca Iberaval, de Castilla y León, que ha presidido junto con el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

El Presidente del Ejecutivo riojano ha manifestado que la nueva oficina de Iberaval en La Rioja será un nuevo instrumento puesto a disposición del empresariado riojano "para evitar que las empresas viables mueran". "Estamos buscando fórmulas, haciendo política con mayúsculas para que llegue el dinero a nuestras empresas" afirmó Sanz.
El presente convenio, fruto de la adenda al Protocolo General de Colaboración entre ambas comunidades, firmada en julio de este año, tiene como objetivo facilitar una mejor financiación para las pequeñas y medianas empresas (pymes) riojanas, y va a suponer que Iberaval, una de las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) más activas y dimensionadas del territorio nacional español, inicie su actividad en La Rioja. En este sentido, el objetivo final es aportar liquidez a las empresas para mantener su actividad y, sobre todo, para realizar inversiones mediante la facilitación de créditos.

La intervención de esta SGR permitirá en definitiva conseguir para las pymes una financiación de menor coste y con plazos mucho más adecuados a sus propias necesidades, consiguiendo a su vez un efecto multiplicador a la hora de inducir la inversión.
El Gobierno de La Rioja, a través de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, participará en el capital social de IBERAVAL como socio protector aportando 999.960 euros y formará parte de su Consejo de Administración.
Por su parte, la entrada de la ADER como socio partícipe de Iberaval permitirá a la sociedad ampliar su base societaria de empresarios, diversificar y aumentar su actividad, lograr más beneficios y reforzar las relaciones con los empresarios de la comunidad vecina.
Se prevé que gracias a este convenio se tramitarán en La Rioja nuevos avales por valor de 15 millones de euros anuales en unas 150 empresas y con un crecimiento del 10% cada año. Además se calcula que en los próximos cinco años debería alcanzarse la cifra de 1.000 socios pymes.
De este modo, el empresariado riojano contará a partir de ahora con IBERAVAL, un instrumento ya sobradamente testado en Castilla y León y cuyo producto, el aval, ha demostrado ser una eficaz herramienta en el acceso a la financiación de más de 16.000 empresarios y autónomos castellanos y leoneses, especialmente en momentos como los actuales. Además, IBERAVAL ha conseguido demostrar gran capacidad para cumplir el papel de "facilitador de crédito" potenciado con Programas Financieros, como el ADE FINANCIA, impulsado por la Junta de Castilla y León.

Cómo conseguir el apoyo de Iberaval

Fruto de esta colaboración, Iberaval tiene previsto abrir en el primer trimestre de 2010 una oficina en Logroño para atender las necesidades de las empresas riojanas en materia de financiación y para poner a su disposición los productos e instrumentos financieros con los que cuenta esta entidad. Asimismo, facilitará asesoramiento financiero integral a sus socios.

Las empresas que quieran acceder a esta financiación así como a los servicios de asesoramiento de esta sociedad, deberán ser socios de la misma, con un desembolso inicial de sólo 30 euros.

Iberaval en La Rioja ofrecerá dos líneas de productos: avales financieros y avales técnicos. Estos últimos, facilitarán el acceso a las licitaciones públicas, ya que su tramitación se puede desarrollar de forma telemática. En cuanto a los avales financieros, se establecen cinco productos, tanto para la obtención de financiación de circulante, como para proyectos de inversión.

La implantación de la Sociedad de Garantía Recíproca Iberaval en La Rioja mejorará el acceso al crédito de las pymes y micropymes, (el 93,7% del tejido empresarial riojano tiene hasta 9 trabajadores), facilitando al sistema financiero garantías de liquidez inmediata.

¿Qué son las Sociedades de Garantía Recíproca?

Las S.G.R. son sociedades mercantiles que prestan garantías personales, por aval, para préstamos, fianzas, etc. y servicios integrales de asesoramiento financiero a sus socios.

Las Sociedades de Garantía Recíproca, como Entidades Financieras reguladas y supervisadas por el Banco de España se han convertido en un instrumento adecuado para facilitar el acceso a la financiación de las pymes, y en especial a los emprendedores, autónomos y microempresas.

En este sentido, los sistemas de garantía tratan de facilitar el acceso a la financiación de las pymes en las mejores condiciones de plazo y coste, así como a las fianzas técnicas y servicios de asesoramiento financieros conexos.

Trayectoria de Iberaval

La Sociedad de Garantía Recíproca, Iberaval, que desarrolla su actividad como entidad financiera especializada en la cobertura de garantía a la pequeña y mediana empresa en la Comunidad Autónoma de Castilla y León desde 1981, cuenta con más de 16.000 socios participes (pymes) y con 100 socios protectores lo que le sitúa como la primera SGR en número de socios de España.

Entre los accionistas de Iberaval se encuentran, además de la Junta de Castilla y León y sus organizaciones empresariales, como Socios Protectores, 18 entidades financieras, lo que facilita el acceso al crédito de los socios.

Asimismo, Iberaval es la primera SGR en número de emisión de avales (12.000 cada año) y en penetración de mercado (más del 8%). Cuenta con convenios con 24 entidades financieras.

- Características principales de producto y servicios
La principal característica del producto de Iberaval, es decir, de su aval, es la del beneficio que aporta no solo a su beneficiario directo, el empresario, sino también a los restantes actores o agentes que intervienen en la financiación, o incluso en la economía:


1. Beneficia al cliente, el empresario, por cuanto:
a. Mejora la capacidad de negociación de las empresas con las entidades financieras de crédito
b. Abarata los costes financieros de las empresas en la obtención de financiación ajena
c. Alarga en las empresas los plazos de la financiación ajena, adaptándolos a los proyectos empresariales
d. Facilita el acceso a la licitación o contratación pública mediante fianzas técnicas.
e. Complementa a las empresas su escasez de solvencia patrimonial frente al mercado de la financiación.
f. Facilita asesoramiento e información financiera vinculada a los proyectos empresariales.
g. El empresario se integra dentro de una red empresarial.

2. Beneficia a la entidad de crédito en cuanto que:

a. Cuenta con una garantía líquida ponderada y exigible a primer requerimiento que le minimiza el riesgo de las operaciones.
b. El aval de la SGR le exige una menor aportación de recursos propios para cubrir sus operaciones y sin necesidad de provisiones.
c. Ve reducido sus costos de análisis de riesgo, dada la intervención de la SGR.
d. También ve reducidos sus costos de seguimiento, dado que la SGR tiene su propio departamento, encargado de la realización de esta tarea.

3. Beneficia a la propia Administración:

a. La intervención del aval de la SGR en los programas específicos financiación de la Administración que, dentro de los cánones exigidos de transparencia en los otorgamientos, hace que estos programas muestren unos mayores resultados por el efecto apalancamiento que conlleva el aval, como muestran los datos que arrojan en Castilla y León el Programa Ade Financia de la Junta de Castilla y León, a través de su Consejería de Economía.

b. Participando activamente, de forma global, en el mantenimiento y creación empleo, riqueza e inversión en la Comunidad.