14 de abril de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha resaltado la importancia de la formación profesional para mejorar las opciones de empleo de los trabajadores y la competitividad de las empresas, en el transcurso de la reunión celebrada esta mañana con las entidades colaboradoras en esta materia para presentar las prioridades y la planificación correspondiente al año 2010.

Actualmente, el Servicio Riojano de Empleo y las entidades colaboradoras trabajan en la configuración de la oferta de Formación Profesional para el Empleo correspondiente a este año 2010, que estará compuesta por unas mil acciones de carácter gratuito dirigidas tanto a trabajadores desempleados como ocupados. El objetivo fundamental de estas acciones, que formarán a unas 12.700 personas, es mejorar las oportunidades laborales de los trabajadores mediante la mejora de su cualificación profesional.

Uno de los programas prioritarios de esta convocatoria es el de la formación a medida como respuesta a la crisis económica. "Estas actuaciones formativas están diseñadas específicamente para resolver con celeridad y calidad las necesidades reales detectadas en el ámbito laboral y por tanto ayudarán tanto a trabajadores como a empresas a superar la actual coyuntura económica" ha destacado Pedro Sanz.

La formación a medida incluye itinerarios de inserción dirigidos a desempleados con especiales dificultades de incorporación al ámbito laboral y acciones formativas con compromisos de contratación por parte de las empresas o entidades colaboradoras. También, programas de formación diseñados a la carta para atender las necesidades formativas y de cualificación de las empresas riojanas. En 2009, 30 compañías optaron por esta fórmula y desarrollaron 150 acciones con el objeto de formar a sus plantillas, integradas por unos 2.000 trabajadores.

En este sentido, Pedro Sanz ha señalado que las pequeñas empresas de un mismo sector o con unas mismas necesidades formativas también pueden unirse para diseñar un plan formativo específico para ellas.

Características de la Formación Profesional para el Empleo 2010
El programa de Formación Profesional para el Empleo cuenta este año con un presupuesto de 11,57 millones de euros, lo que supone el 48,2% del total previsto a Políticas Activas de Empleo y refleja la apuesta decidida del Gobierno de La Rioja por la formación como una herramienta esencial para promover el empleo e incrementar la productividad y la competitividad de las empresas de la Comunidad Autónoma. Estas acciones están cofinanciadas por el Fondo Social Europeo.

Las convocatorias de Formación Profesional para el Empleo correspondientes a 2010 están abiertas actualmente para que las entidades colaboradoras, constituidas por ayuntamientos, entidades sin ánimo de lucro, agentes sociales y económicos, centros formativos y empresas privadas, presenten sus propuestas. En función de los criterios previstos en las convocatorias, el Servicio Riojano de Empleo selecciona dichas acciones, que se pondrán en marcha a partir del próximo mes de mayo y que compondrán la oferta formativa correspondiente a 2010.

La formación se desarrollará a lo largo de los próximos once meses en centros localizados en las distintas comarcas riojanas, cumpliendo así con el criterio de equilibrio territorial. Además, el Servicio Riojano de Empleo también imparte acciones formativas de forma directa a través del Centro Nacional de Formación en Nuevas Tecnologías (Think TIC), ubicado en el Centro Tecnológico de La Fombera.

La formación profesional para el empleo se estructura según los trabajadores destinatarios de la misma. Así, además de la formación a medida a la que se prevé destinar el 20% del presupuesto total previsto para este año, destacarían los planes de formación dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados; los programas orientados a trabajadores desempleados para facilitar su reincorporación laboral y las acciones específicamente diseñadas para personas con dificultades especiales de inserción.

La oferta se complementa con actuaciones de intercambio de conocimientos en materia de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y, por último, con acciones complementarias como la promoción de estudios sobre necesidades formativas o programas de sensibilización.

En total, el Servicio Riojano de Empleo prevé ofertar unas 1.000 acciones formativas con las que espera responder a las necesidades de empresas y trabajadores, anticiparse a las necesidades que demanda el mercado laboral y orientar a los desempleados, de forma personalizada, en la búsqueda de empleo, todo ello para aumentar las opciones de empleo de nuestros trabajadores.