20 de enero de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha comparecido en la mañana de hoy en Madrid, durante el transcurso del Día de La Rioja en FITUR, para informar a los medios de comunicación sobre el contenido de la reunión bilateral mantenida, en la tarde de ayer, en la sede de Fomento con el Ministro José Blanco. Pedro Sanz ha considerado como "frustrante" el encuentro toda vez que, bajo el pretexto de la situación presupuestaria, el Gobierno central no podrá cumplir con los compromisos adquiridos con el Gobierno de La Rioja. Sanz se ha considerado perjudicado "ante las expectativas creadas" en el anterior encuentro (julio de 2009) y ha lamentado su "tristeza" por oír, en boca del Ministro José Blanco, "que no tiene ni 800.000 euros para asumir compromisos de gratuidad en la AP-68".

Pedro Sanz, sin embargo, ha confiado en que, en el marco de las óptimas relaciones existentes con Fomento se puedan propiciar "buenas noticias" para el desarrollo de las infraestructuras riojanas y ha anunciado que su Ejecutivo "no se resignará" y persistirá en sus demandas pese a que la situación presupuestaria no sea la conveniente.

Por lo que respecta a los principales asuntos abordados (el Gobierno de La Rioja puso sobre la mesa la necesidad de avanzar en dieciséis infraestructuras de competencia estatal en La Rioja), el Gobierno de La Rioja ha conseguido que el Ministerio de Fomento, en el plazo de un mes, estudie la posibilidad de financiar totalmente la gratuidad de la AP-68 entre las estaciones de Cenicero y Agoncillo (Pedro Sanz ha cifrado en 800.000 euros la cantidad, que en virtud del convenio de cofinanciación vigente desde el pasado 1 de enero de 2011 con Fomento, aporta el Ejecutivo regional por este concepto). En cuanto a la posibilidad avanzada de que Gobierno regional y central asumiesen el pago, solidariamente, de los tránsitos sin Via-T entre Cenicero y Agoncillo, Pedro Sanz se ha expresado con dureza: "Es una miseria que el Gobierno de La Rioja no consentirá", ha aseverado.

Además de explorar esta vía de encuentro, el Presidente del Gobierno regional ha propuesto la posibilidad al Ministerio de Fomento de financiar "el cien por cien del cubrimiento del tramo entre el Cuartel de Murrieta y el Cuarto Puente (actuación incluida dentro de la segunda fase del soterramiento y que, en principio, va a ser financiada, a partes iguales, por Ayuntamiento y Gobierno de La Rioja)". A cambio de este acuerdo, Pedro Sanz se ha comprometido a ‘exonerar’ al Gobierno central de sus obligaciones financiarias en la futura estación intermodal de Logroño. "En el plazo de un mes, Burgos y Morlán estudiarán esta propuesta", ha esbozado, "con el objetivo de que los logroñeses no tengan que pagar de su bolsillo los 24 millones que cuesta la actuación, algo a lo que algunos se habían resignado". En cualquier caso, sí que ha traslucido el malestar de Gobierno central y regional por el intento del Ayuntamiento de Logroño de "apropiarse de una obra que es responsabilidad de tres administraciones".

En cuanto a la estación intermodal de Calahorra, Fomento ha asumido su "incumplimiento" toda vez que el Ayuntamiento de Calahorra espera, desde julio de 2009, la llegada de los técnicos de ADIF para visitar, in situ, la estación. Blanco se ha comprometido a, de nuevo en un mes, agilizar el procedimiento.

En cuanto al resto de demandas, Pedro Sanz ha lamentado que el desdoblamiento de la N-232 acumule "retraso tras retraso" como consecuencia, esta vez, de problemas en la tramitación administrativa del estudio de impacto ambiental. Nulo es el avance, igualmente, en las variantes de Briones, El Villar de Arnedo y Fuenmayor "pendientes de consignación presupuestaria". En cuanto al enlace con la A-12, en el término de Agoncillo, éste se ha pospuesto hasta 2012 "si bien la conexión con la AP-68 (contemplada también por Fomento) se retrasará en función del rescate de la autopista" mientras que los dos tramos riojanos de la N-120 (futura Autovía del Camino) no se completarán hasta 2013, es decir, "cinco años después de lo proyectado". La última demanda planteada por el Ejecutivo regional, en materia de infraestructuras viarias, fue acelerar el desarrollo de la Autovía Soria-Tudela que, sin embargo, verá como "el proyecto del tramo Ágreda-Límite Provincial con Navarra se demorará hasta finales de 2011".

En cuanto a la instalación del sistema ILS en el aeropuerto de Logroño-Agoncillo, consensuada en el anterior encuentro bilateral, el Gobierno riojano ha solicitado que se acelere su instalación y que se amplíe la calificación del sistema de emergencias del aeropuerto a nivel 7 (en la actualidad está en nivel 5) para que la infraestructura gane en operatividad. Igualmente, ha avanzado contactos con empresas "para que puedan operar en el aeropuerto. Para ello necesitamos la conclusión del ILS y la elevación de dicho nivel". Además, Pedro Sanz ha adelantado que Antonino Burgos se reunirá con AENA para explorar la posibilidad de crear un "órgano de cooperación" que potencie la operatividad del aeropuerto.

En el transcurso del encuentro, Pedro Sanz también ha propuesto la necesidad de avanzar en la llegada de la alta velocidad ferroviaria a La Rioja, con el objetivo de garantizar la solidaridad interterritorial entre todas las Autonomías. Sin embargo, en el mejor de los horizontes previstos, la línea de alta velocidad en el tramo Castejón-Logroño no se completará "hasta 2017" mientras que Pedro Sanz no se aventuró a fijar una fecha determinada para la conclusión del otro tramo (Miranda de Ebro-Logroño) que completa el corredor riojano de altas prestaciones ferroviarias porque "es cuestión de décadas" y cuyo estudio informativo, en la actualidad, se encuentra en fase de redacción. "Cuándo llegará el AVE a La Rioja", se ha interrogado el Presidente del Ejecutivo riojano, "nadie lo sabe o nadie lo quiere decir. Pronto, no". La misma incertidumbre pesa sobre el desarrollo de la variante ferroviaria de Rincón de Soto.

El encuentro se cerró con el acuerdo para ceder al Gobierno regional la titularidad de la N-232-A. Este cambio se consolidará con la inminente firma del convenio para tal efecto.