12 de abril de 2007

La Consejería de Salud ha vacunado al 95% de los alumnos de 3º, 4º y 5º de Primaria y a más del 80% de los jóvenes nacidos durante los años 1986, 1987 y 1988, lo que supone un total de 14.723 personas, dentro de la campaña de vacunación extraordinaria frente a la parotiditis (Paperas), que comenzó el día 1 de febrero y finalizó el 31 de marzo. Salud desarrolló la campaña debido al importante incremento en el número de casos de parotiditis registrado durante el año 2006, en todas las Comunidades Autónomas, que estaba afectando preferentemente a los colectivos de niños y jóvenes que en su día recibieron alguna de las dos dosis de vacuna triple vírica con cepa Rubini.

Ante esta situación y con el objetivo de interrumpir la transmisión de la enfermedad y la consiguiente aparición de nuevos casos y/o brotes de parotiditis, la Consejería de Salud decidió, a propuesta de la Comisión Técnica de Enfermedades Prevenibles por Inmunización, administrar una dosis extraordinaria de recuerdo de triple vírica a los colectivos que fueron vacunados con esta cepa.

Analizado el registro de vacunación de La Comunidad Autónoma de La Rioja, se identificaron como población a revacunar los siguientes colectivos:

-Niños nacidos en los años 1996, 1997 y 1998 vacunados con 1ª dosis a los 15 meses de edad y que actualmente cursan 3º, 4º y 5º de Primaria.

-Jóvenes nacidos en los años 1986, 1987 y 1988 vacunados con dosis de recuerdo a los 11 años.

Qué es la parotiditis

La parotiditis (paperas) es una enfermedad vírica aguda altamente contagiosa que se caracteriza por la presencia de fiebre, hinchazón y dolor de las glándulas salivares. Esta enfermedad suele ser benigna y autolimitada. Pasada la pubertad, una manifestación frecuente es la orquitis (inflamación testicular), si bien el riesgo de causar esterilidad es mínimo. En las mujeres, en ocasiones puede producir inflamación del ovario y mastitis. La transmisión se produce vía respiratoria y por saliva.

El tratamiento está limitado generalmente a la administración de medicamentos para aliviar el dolor y la ingestión de abundantes líquidos. Los afectados deben permanecer en su domicilio al menos una semana tras la aparición de los síntomas con objeto de evitar la transmisión de la enfermedad.

Actualmente, en la Comunidad Autónoma de La Rioja se encuentra correctamente vacunada frente a esta enfermedad toda la población nacida con posterioridad a 1980, (La Rioja cuenta con unas coberturas que superan el 90%).