29 de octubre de 2007

La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja ha llevado a cabo un proceso de reorganización de los servicios administrativos y de atención al usuario para adecuarlos a su nueva estructura, aprobada el pasado mes de julio. El objetivo es agilizar la gestión administrativa del sistema público sanitario de La Rioja y también facilitar al usuario el acceso y la realización de trámites administrativos, tanto a los ciudadanos particulares, como a las asociaciones sin ánimo de lucro y a las entidades municipales.

Desde esta semana, la sede oficial de la Consejería de Salud ya no está ubicada en el edificio de la calle Villamediana número 17 de Logroño y queda fijada en los locales que la Administración posee y que ya ocupaba esta Consejería en la calle Bretón de los Herreros número 33. En estas dependencias se han instalado también los servicios procedentes de la anterior sede que pertenecían a la Secretaría General Técnica de la Consejería de Salud. Además, permanecen en esta sede los servicios correspondientes a la Dirección General de Recursos Humanos, que ya estaban ubicados en Bretón de los Herreros.

La reorganización general de las áreas administrativas de la Consejería de Salud ha afectado también a la Dirección General de Ordenación, Aseguramiento, Acreditación y Prestaciones; área que administrativamente tiene una mayor relación con la ciudadanía, ya que desde los servicios de esta Dirección se tratan temas como la derivación de enfermos fuera de la Comunidad, el visado de recetas médicas, las prestaciones ortoprotésicas o la inspección médica y la Incapacidad Temporal. Esta Dirección General, la única de nueva creación para esta legislatura, contaba con una alta dispersión espacial de sus unidades. Por ello, Salud optó por reunificarlos y, además, ubicarlos cerca del ámbito donde se realiza la prestación sanitaria. Así, los servicios que ocupa esta Dirección General ocupan, a partir de ahora, una parte del edificio que alberga el Centro de Alta Resolución San Millán, ubicado en los terrenos que ocupaba el antiguo Hospital San Millán.

La Dirección General de Salud Pública y Consumo permanece aún en sus emplazamientos habituales, fragmentados actualmente en cinco sedes (Belchite 2, Gran Vía 41, Vara de Rey 42, Marqués de la Ensenada, 13, y Avenida de la Paz, 8), pero próximamente pasará a ocupar tres plantas en Gran Vía 18, edificio en el que se están llevando a cabo las reformas necesarias para acoger a sus nuevos ocupantes.

Una vez se culmine el traslado, las siete ubicaciones que tenía hasta ahora la Consejería de Salud, se reducirán a tres y se conseguirá que todos los servicios, al estar más centralizados, puedan prestar una labor más eficaz, a la vez que se logra un importante ahorro en el pago de alquileres, consumo de luz, agua, etc.; se agilizan los procesos de comunicación entre departamentos y sobre todo, se le ofrece al usuario un referente unificado a la hora de realizar sus trámites administrativos relacionados con el mundo de la salud.