25 de mayo de 2009

La Consejería de Salud y la Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria han organizado, del 25 al 31 de mayo, la X Semana Sin Humo, con motivo de la celebración del Día Mundial sin Tabaco, que tendrá lugar el 31 de mayo. Bajo el lema "La vida sin humo sabe mejor", se desarrollará una campaña de información sobre el tabaquismo pasivo y se ofrecerá a la población riojana fumadora ayuda para dejar de fumar.

Esta actividad, en la que participan centros de salud de toda España, persigue informar sobre los perjuicios que el tabaquismo pasivo provoca en la salud y cómo protegerse del aire contaminado por el humo del tabaco. Asimismo, se pretende mejorar la salud de los fumadores, informándoles de los beneficios que tiene el abandono del tabaco, gracias a la implicación de los médicos de familia y los profesionales de enfermería.

Para ello, los 19 centros de salud de La Rioja ofrecerán información, material divulgativo y la posibilidad de apoyar a aquellos que deseen dejar de fumar.

Salud ha editado 28.000 dípticos y 250 carteles, que se han distribuido por los centros de salud de La Rioja para que todos los profesionales médicos y de enfermería informen sobre el tabaquismo pasivo, de los beneficios del abandono del tabaco y den unas recomendaciones para conseguir dejar de fumar.

Además, en algunos lugares estratégicos de Logroño (en los centros de salud de Joaquín Elizalde, Gonzalo de Berceo, Espartero y Lardero) y otros municipios de La Rioja (Paseo Mercadal de Calahorra y en los centros de salud de Nájera y Santo Domingo) habrá mesas informativas durante la mañana del 28 de mayo. En ellas, profesionales sanitarios entregarán materiales de autoayuda e informarán de los aspectos más relevantes del tabaquismo.

La Consejería de Salud tiene previsto también, a lo largo de la Semana Sin Humo, entregar los premios del concurso ‘Clases sin humo y Familias sin humo’ y colocar mesas informativas en varios institutos de Logroño, con el objetivo de concienciar a los más jóvenes en el abandono del tabaco.

Riesgos del tabaquismo pasivo

El tabaquismo pasivo consiste en la inhalación involuntaria de una mezcla del humo emitido directamente por la combustión del cigarrillo y del humo exhalado por los fumadores, obligando así a muchas personas que no fuman a verse expuestas a los riesgos del tabaco y violando, de esta forma, su derecho a vivir en un ambiente no contaminado. Por ello, supone un alto riesgo innecesario para la salud de la mayoría de la población, que en nuestro país no fuma.

El humo proveniente de la combustión del tabaco contiene más de 4.000 sustancias tóxicas y numerosos estudios científicos han demostrado que no existe un nivel seguro de exposición, con lo que cualquier contacto con éste es capaz de provocar daño en la salud.

Las consecuencias negativas de la exposición al tabaquismo pasivo son numerosas. La mayor parte de estudios realizados señalan al aire contaminado por humo de tabaco como inductor del cáncer del pulmón en personas adultas. Otros riesgos que se relacionan con el tabaquismo pasivo son enfermedades cardiovasculares y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Tanto los niños que conviven con fumadores como los niños que empiezan a fumar muy pronto, tienen en conjunto peor salud, y sufren mayor absentismo escolar. Además, el humo del tabaco daña a los bebés antes y después de nacer.

Actuaciones en materia de tabaquismo en La Rioja

A lo largo de estos años, Salud ha dado pasos firmes en la prevención del tabaquismo para evitar que los jóvenes se inicien en el consumo, mediante acciones en el medio escolar.

Asimismo, el Gobierno de La Rioja incorporó los fármacos eficaces para dejar de fumar entre las posibilidades terapéuticas que los médicos de Atención Primaria ofrecen a sus pacientes, de forma gratuita, para ayudarles a abandonar el tabaco. Hasta la fecha, más de 5.000 riojanos se han beneficiado de estos tratamientos farmacológicos.

Por otro lado, Salud abrió la Unidad de Atención al Fumador del Servicio Riojano de Salud, un nuevo servicio especializado de apoyo a las personas que desean dejar de fumar, que además ofrece talleres para dejar de fumar en grupo. Desde su puesta en funcionamiento en junio de 2006, 251 personas han intentado dejar de fumar.

Merece también una mención especial, el acuerdo alcanzado entre agentes sociales, sociedades profesionales, ONGs, servicios de prevención y departamentos de la administración pública, para el impulso de programas para dejar de fumar desde el medio laboral. Gracias a ello, los trabajadores riojanos pueden dejar de fumar a través de su empresa o lugar de trabajo.

Plan Riojano de Tabaquismo

El pasado mes de abril, se presentó el primer Plan Riojano de Tabaquismo 2009-2013, que la Consejería ha puesto en marcha para reducir la prevalencia del consumo de tabaco en la población de La Rioja y proteger la salud de la población riojana del aire contaminado por humo de tabaco.

Se trata del primer documento estratégico sobre tabaquismo de La Rioja. Nunca antes se había elaborado un plan de acción sobre este problema de salud pública tan importante. Salud ha situado la lucha contra el tabaquismo como una de sus prioridades, puesto que el consumo de tabaco es la causa de morbilidad y mortalidad evitable más importante.

El Plan Riojano de Tabaquismo consolida todas las actuaciones desarrolladas en la prevención del tabaquismo hasta el momento, programas que sitúan a La Rioja a la cabeza de España en la diversificación de la oferta de tratamientos para el tabaquismo.