29 de mayo de 2009

El Consejero de Salud, José Ignacio Nieto, acompañado por el Director General de Salud Pública y Consumo, José Miguel Acitores, han visitado esta mañana una de las mesas informativas habilitadas por la Consejería de Salud en diferentes institutos de Educación Secundaria de Logroño (IES Práxedes Mateo Sagasta, IES Tomás Mingot e IES Comercio), con el objetivo de fomentar entre los jóvenes riojanos el abandono del tabaco.

Esta actividad está enmarcada dentro de la programación de la Consejería en la "Semana sin humo", con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco. Profesionales sanitarios se encargarán de ofrecer información sobre el tabaco. En concreto, trasladarán los beneficios de dejar de fumar, los riesgos del fumador pasivo, cuáles son las ayudas que ofrece el Gobierno de La Rioja para dejar de fumar y los consejos sanitarios para abandonar el tabaco.

Lema del Día Mundial sin Tabaco 2009

La Consejería de Salud secunda, un año más, la campaña de la comunidad internacional sobre el Día Mundial sin Tabaco 2009, que se celebra el domingo 31 de mayo. Este año, la campaña se centra en la importancia de las advertencias sanitarias sobre el tabaco:

La industria del tabaco gasta decenas de millones de dólares cada año convirtiendo nuevos consumidores en adictos y evitando que las personas fumadoras ya consolidadas lo dejen. A través de la publicidad y las campañas de promoción, incluyendo la utilización de formatos de empaquetado de sus productos cuidadosamente diseñados, esta industria continúa desviando la atención de los efectos mortales de sus productos.

Más y más países están contraatacando exigiendo que los empaquetados de estos productos muestren gráficamente los peligros del tabaco, tal y como exige el Convenio Marco para el Control del Tabaquismo (CMCT) de la OMS. Estos países utilizan el conjunto de directrices incluidas en el informe MPOWER, elaborado por la OMS, para cumplir los compromisos incluidos en este tratado internacional.

Se ha demostrado que las advertencias sanitarias son efectivas, especialmente aquellas que incluyen imágenes, motivan a las personas fumadoras a dejar de fumar y reducen el atractivo del tabaco para aquellas que todavía no son dependientes de él. A pesar de ello, 9 de cada 10 personas viven en países que no exigen advertencias sanitarias con imágenes en los empaquetados de los productos de tabaco.

La nicotina es una sustancia con una gran capacidad adictiva. Advertir a la población sobre sus riesgos reales es parte del largo camino hacia la reducción de la adicción al tabaco. La exigencia de advertencias sanitarias en los empaquetados de los productos de tabaco es una estrategia simple, barata y efectiva que puede reducir enormemente el consumo de tabaco y salvar vidas.

La mayor parte de la población desconoce el alcance de los perjuicios derivados del consumo de tabaco, aún en el caso de que tengan alguna información sobre el hecho de que se trata de un factor de riesgo para la salud.

La industria del tabaco utiliza el empaquetado de sus productos y otras técnicas publicitarias para convertir al tabaco en algo atractivo, distrayendo así a los consumidores de la dura realidad acerca de cómo el tabaco destruye la salud.

No hay duda sobre el hecho de que exhibir advertencias en los empaquetados de los productos de tabaco es una forma económica y potente de mostrar la verdad acerca del consumo de tabaco. Las advertencias que incluyen imágenes de los daños que ocasiona el tabaco son particularmente efectivas a la hora de transmitir información sobre riesgos y motivar cambios de conducta, como dejar de fumar o reducir el consumo. Las advertencias con imágenes transmiten un mensaje claro e inmediato, incluso a la gente que no sabe o no puede leer. Reducen el atractivo general de los empaquetados de los productos de tabaco —una importante función para un producto cuyos nuevos usuarios son, generalmente, jóvenes y conocedores de las marcas—.

En respuesta a esta amenaza y a la demanda de acción por parte de la comunidad internacional, la campaña del Día Mundial sin Tabaco 2009 intenta transmitir el siguiente mensaje:

Las advertencias sanitarias en los empaquetados de los productos del tabaco que combinan texto e imágenes son una de las medidas más coste-efectivas para incrementar la conciencia pública acerca de los serios riesgos derivados del consumo de tabaco y para reducir su consumo.