12 de abril de 2011

El Consejero de Salud del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, ha presentado hoy la nueva guía para padres ‘Habla con ellos de las tecnologías: Internet, móviles y videojuegos’, con el objetivo de facilitar la comunicación en las familias riojanas para promover un uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías por parte de los hijos adolescentes.

La guía, de la que se han editado 2.000 ejemplares, se va a distribuir en las escuelas de padres, institutos, colegios, bibliotecas, asociaciones y ONGs del ámbito de las drogodependencias de La Rioja, así como a aquellas personas que soliciten información específica sobre este tema en el Servicio de Drogodependencias de la Consejería de Salud, que está ubicado en la calle Gran Vía, 18, de Logroño (y en el teléfono gratuito 900 714 110).

Este material se dirige a las familias interesadas en aprender pautas concretas de actuación con sus hijos con respecto al buen uso de las tecnologías. Por ello, esta guía está dirigida en general a todos los padres, sea cual sea la edad de sus hijos. Se pretende facilitar su tarea educativa orientándoles hacia la prevención de posibles comportamientos problemáticos. Es importante que este tipo de actuaciones se lleven a cabo en edades tempranas, pues los niños se inician cada vez antes en el uso de las nuevas tecnologías.

Se trata del quinto tomo de estas características editado por la Consejería de Salud, puesto que Salud ya editó la guía para padres ‘Habla con ellos del alcohol’, ‘Habla con ellos del cannabis’, ‘Habla con ellos de la cocaína’ y ‘Habla con ellos del tabaco’, enmarcadas todas dentro de las actividades preventivas del consumo de este tipo de sustancias perjudiciales. En el caso de la presente guía, las tecnologías pueden causar problemas de abuso o adicciones denominadas ‘no tóxicas’, es decir, que determinadas personas sufren angustia, ansiedad, nerviosismo o irritabilidad una vez que dejan de jugar o utilizar el móvil o de usar Internet.

Importantes cambios en la sociedad
Salud ha editado la guía con el ánimo de abordar la problemática con la que muchos padres se enfrentan y por la cual demandan ayuda, de poder hablar y orientar a sus hijos adolescentes acerca del uso de las tecnologías.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s) han generado importantes cambios en nuestra sociedad. Estas tecnologías consisten en una variada gama de instrumentos, herramientas, canales y soportes dedicados esencialmente al uso, manejo, presentación, comunicación, almacenamiento y recuperación de información. En cuanto a los adolescentes y jóvenes se refiere, al hablar de nuevas tecnologías la guía se centra, principalmente, en el uso de Internet, videojuegos y teléfonos móviles. Por esta razón, desde hace un tiempo, Salud está apostando por la prevención de este uso inadecuado de las nuevas tecnologías, dado que la mejor manera de evitar un problema es enseñar a los jóvenes a hacer un uso seguro y responsable de ellas.

El objetivo de la presente guía es ayudar a los padres en esta labor. Además, la guía incluye también pautas de actuación y recomendaciones concretas para fomentar que la familia sea un centro de referencia, un lugar que ofrezca apoyo y seguridad a los hijos para lograr este uso adecuado de las tecnologías.

Se trata de que la familia se convierta en un espacio educativo que ayude al desarrollo de pautas de uso saludable y responsable y en el que se trabaje activamente en la prevención de posibles dificultades y problemas derivados del mal uso de las tecnologías.

La Guía sigue una metodología muy práctica a través de orientaciones clave para los padres sobre qué hacer y cómo actuar, ejemplos explicativos de situaciones concretas y cuadros resumen que resaltan las ideas más importantes de cada apartado. Se distribuye en cinco temas, que constituyen los ‘pilares básicos’ en los que ha de apoyarse la actuación educativa de los padres:

1.-Hablemos de Internet
Internet es una herramienta muy potente que los jóvenes deben aprender a manejar. Los padres tienen que conocer cuáles son sus riesgos principales para poder ayudar a los hijos a usarlo de manera adecuada. La mejor herramienta de prevención es la información, por eso, los padres han de estar bien informados sobre lo que hacen normalmente y lo que podrían llegar a hacer los adolescentes cuando se conectan a Internet.
2.-Hablemos de videojuegos
Los videojuegos son una forma de ocio muy divertida y estimulante para los jóvenes, que suelen utilizar muy a menudo. Sin embargo, los padres no deben olvidar que un uso excesivo o una mala utilización de éstos pueden llegar a causarles problemas. Por tanto, la guía insiste en la importancia de saber cómo y cuánto juegan, pero también a qué juegan los hijos, porque no todos los juegos son adecuados a cualquier edad.

3.-Hablemos del móvil
Los móviles ofrecen numerosas aplicaciones y son los adolescentes los que hacen un uso más variado y frecuente de éstas. Sin embargo, no todo son ventajas. Una actuación responsable de los padres en este campo supone observar cómo utilizan sus hijos los móviles, para prevenir posibles problemas derivados de su mal uso.

4.- ¿Conocemos el riesgo?
Las tecnologías son herramientas útiles, divertidas, entretenidas… Pero tienen sus riesgos. Su uso en sí mismo no es negativo, todo lo contrario, los jóvenes deben aprender a manejarlas, pero los padres deben estar muy alerta a posibles señales que indiquen cuándo esa utilización se ha convertido en un mal uso o un abuso. Debido a las características típicas de esta etapa, los adolescentes son especialmente vulnerables al atractivo de las nuevas tecnologías, aumentando en consecuencia el riesgo a la aparición de un uso inadecuado.

5.-¿Qué podemos hacer desde la familia para prevenir el mal uso de las tecnologías?
El papel de los padres es fundamental a la hora de evitar y detectar el mal uso de las tecnologías. Los padres deben aprender a manejar los aspectos que se consideran básicos en la formación de los hijos: la comunicación, el establecimiento de normas y límites, la educación en el ocio y el tiempo libre, el fomento de las habilidades personales y su papel como modelos de comportamiento.

En los anexos de la guía se puede encontrar información sobre los sistemas de clasificación de los videojuegos y el control de los padres. Asimismo, en la parte final de la guía hay un pequeño glosario que puede ayudar a conocer el significado de algunos términos importantes sobre las adicciones y las tecnologías. Toda esta información se completa con una recopilación de todos los organismos implicados en la asistencia a las drogodependencias, con el fin de facilitar a las personas interesadas en la guía direcciones y teléfonos a los que dirigirse en caso de dudas.