28 de septiembre de 2012

La Consejería de Salud y Servicios Sociales y la Fundación Hospital Calahorra (FHC) han estudiado en los últimos tiempos las fórmulas para conseguir una mayor eficiencia en la gestión de los centros, asegurando la atención a todos los ciudadanos.

Al objeto de proporcionar información a los ciudadanos, los responsables del Sistema Público de Salud de La Rioja han mantenido reuniones esta mañana con la dirección de la Fundación, con el comité de empresa y con los alcaldes de las localidades del área de influencia de la entidad para explicarles el alcance de la reforma de estatutos acordada recientemente por el Patronato.

Esta reforma posibilita que la Gerencia de la FHC pueda ser asumida, como viene siéndolo en la actualidad, por una persona física o que también puede ser adjudicada a una persona jurídica, posibilidad contemplada en la Ley de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

El cambio no supone, en ningún momento, la desaparición de la Fundación Hospital Calahorra ni modificación alguna en el régimen jurídico del personal laboral de la entidad ya que, independientemente de la figura de gestión que se utilice, este personal seguirán siendo trabajadores de la FHC. Asimismo, el Patronato de la FHC es y también continuará siendo el Órgano de Gobierno de dicha entidad, ostentando la toma de decisiones estratégicas y el control y evaluación de la asistencia.

En el caso de que fuera empleada esta nueva figura para la dirección-gerencia del hospital, lo sería a través de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, garantizando, por consiguiente, la publicidad y libre concurrencia. El objetivo de esta medida es encontrar una fórmula para hacer más eficiente este Centro, siguiendo la línea que el Servicio Público de Salud de La Rioja y el resto de sistemas están llevando a cabo en todas sus instituciones.

En la actualidad se está estudiando y analizando esa posibilidad que ofrece la modificación de estatutos y se encuentran en fase de redacción los pliegos correspondientes a una SPO (Solicitud Pública de Ofertas), sin que de ninguna manera se hayan dado por finalizadas las condiciones y requisitos para llevar a cabo este procedimiento.

Como cualquier otro hospital del Sistema Nacional de Salud, se regirá por las normas que fije el Estado para los mismos en relación a cartera de servicios, prestaciones y garantía de los principios básicos de la sanidad pública.

En conclusión, la FH Calahorra:

  • Ni cambia como entidad jurídica ni cambia su personalidad.
  • Los trabajadores seguirán siendo de la Fundación Hospital Calahorra; su dependencia y vinculación seguirá siendo con esta entidad.
  • Su presupuesto continuará, como hasta ahora, incluido en el de la Consejería.
  • El Hospital mantiene su cartera de servicios, pública y gratuita.
  • Esta modificación sólo persigue ganar en eficiencia, algo imprescindible en la actual situación económica del país que garantice la viabilidad del sistema público.