27 de marzo de 2008

El Consejero de Salud del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, y el Presidente de la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto (ARAD), han firmado hoy el Acuerdo mediante el cual la Consejería de Salud financiará, con un total de 228.233 euros, el desarrollo de los programas y actividades de la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto (ARAD) durante el año 2008, con el objetivo de prevenir las drogodependencias en la Comunidad Autónoma.

En concreto, se trata de la Adenda 2008 al convenio marco de colaboración entre la Consejería y la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto (ARAD), suscrito el pasado 22 de mayo de 2007 y enmarcado dentro de la política de colaboración de la Consejería de Salud con las distintas asociaciones de ayuda a enfermos de La Rioja, para el sostenimiento de las actividades en materia de salud de estas asociaciones.

Prevención de las drogodependencias

El acuerdo estrecha la colaboración entre el Ejecutivo riojano y la asociación, coordinando las actuaciones encaminadas a prevenir el consumo de sustancias en La Rioja.

Además, contempla la subvención mencionada, que Salud otorgará a ARAD para sufragar los gastos de funcionamiento de sus centros, así como los recursos humanos y materiales necesarios para ejecutar los diferentes programas de drogodependencias a lo largo de este año.

Por su parte, la asociación fomentará la prevención de drogas en La Rioja mediante el desarrollo de los siguientes programas:

1.- Programa de valoración y apoyo a la deshabituación.
La Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto desempeña un servicio de información a pacientes drogodependientes, a familiares, a profesionales y a la población en general. Asimismo, realiza una valoración técnica de casos concretos (en los aspectos social, psicológico y médico) y un diagnóstico que decide la inclusión del paciente en uno u otro programa. De los 228.233 euros de subvención, 148.059 euros van destinados a este programa de apoyo a la deshabituación.

2.- Programa de prevención de drogodepencias.
El programa de prevención de drogodependencias está financiado con 7.905 euros de la cuantía total. ARAD tiene entre sus objetivos sensibilizar a la sociedad riojana ante el problema de las drogodependencias, sobre todo a los adolescentes, y acercar a la sociedad riojana los servicios que presta en materia de drogas. Para ello, prevé desarrollar diferentes campañas de sensibilización y otras actividades, como la organización de un concurso de fotografía de prevención de drogas en el ámbito comunitario.

3.-Programa de ingreso en centros residenciales de tratamiento (comunidades terapéuticas).
La Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto gestiona la estancia de usuarios en centros residenciales de tratamiento (comunidades terapéuticas), labor para la que recibirá este año 27.664 euros. El objetivo es lograr la abstinencia al consumo de drogas, atender a los pacientes drogodependientes con carencia de autocontrol para recibir un tratamiento de tipo ambulatorio, separar al drogodependiente (por tiempo limitado) de un entorno que favorezca el consumo de drogas y conseguir la rehabilitación, reinserción y plena autonomía de estas personas.

4.-Programa de apoyo a la rehabilitación psicosocial de drogodependientes en tratamiento (dispensación de metadona).
Finalmente, los 44.605 euros restantes están destinados al Programa de apoyo a la rehabilitación psicosocial de drogodependientes en tratamiento (dispensación de metadona). Dentro de la atención a los drogodependientes incluidos en la Red de Salud Mental, ARAD colabora con el Gobierno de La Rioja en el programa de dispensación de metadona puesto en funcionamiento por la Consejería de Salud.

2.566 pacientes atendidos

Desde el 2000 (año en que Salud comienza a financiar anualmente los programas a la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto) a la actualidad, ARAD ha atendido a un total de 2.566 personas que han precisado tratamiento ambulatorio (pacientes que tras la valoración están en tratamiento continuo médico-psicológico-social para el mantenimiento de la abstinencia), ingresos en comunidades terapéuticas, rehabilitación-inserción o dispensación de metadona.