18 de enero de 2011

El Consejero de Salud del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, y el Consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luis Alegre, han firmado hoy un acuerdo de colaboración para establecer el marco general de colaboración entre ambas Consejerías para la realización del módulo de formación en centros de trabajo, mediante el cual los estudiantes de Formación Profesional de la rama sanitaria de La Rioja realizarán sus prácticas en centros del Sistema Público de Salud de La Rioja.

En La Rioja se llevan a cabo grados de Formación Profesional de la rama sanitaria en el Instituto de Ecuación Secundaria Duques de Nájera (Dietética, Cuidados auxiliares de Enfermería y Farmacia), en el Colegio Paula Montal (Cuidados Auxiliares de Enfermería y Farmacia), en el Instituto Batalla de Clavijo (la titulación de Integración Social), y en el Instituto Valle del Cidacos de Calahorra (Cuidados de Auxiliar de Enfermería y Laboratorio de Diagnóstico Clínico).

Gracias a la firma de este convenio, unos 70 alumnos de Formación Profesional de La Rioja podrán desarrollar sus prácticas en los centros sanitarios como el Hospital San Pedro, el Centro de Alta Resolución de Procesos Asistenciales (CARPA) y el Centro Asistencial de Albelda de Iregua.

La Formación Profesional, en el ámbito educativo, debe contribuir a que los alumnos adquieran capacidades que les permitan comprender la organización y las características del sector productivo objeto de los estudios realizados, aprender a trabajar en equipo, formarse en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos, trabajar en condiciones de seguridad y salud, desarrollar una identidad profesional motivadora de futuros aprendizajes y afianzar el espíritu emprendedor para desempeñar actividades e iniciativas empresariales.

Para alcanzar estos objetivos, Salud y Educación han incluido un módulo de formación en centros de trabajo, que persigue que los alumnos completen los conocimientos alcanzados en el centro educativo y adquieran las competencias profesionales propias de cada título.
El módulo de formación en centros de trabajo persigue, también, que los alumnos adquieran una identidad y una madurez profesional y que completen los conocimientos relacionados con la gestión y el sistema de relaciones sociolaborales de las empresas, con el objetivo de facilitar su inserción laboral.

Durante dicho periodo formativo, se evaluarán los aspectos más relevantes de la profesionalidad alcanzada por el alumno en el centro educativo.

La relación entre los alumnos y el centro de trabajo en ningún caso tendrá carácter laboral o funcionarial y no percibirán cantidad económica alguna en concepto de retribución por las prácticas formativas que puedan realizar.

El convenio contempla la creación de una comisión de seguimiento que analizará el desarrollo y la ejecución del mismo.

El presente acuerdo tiene una vigencia anual, prorrogable por periodos iguales.