19 de octubre de 2007

La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja, a través del Hospital San Pedro, cuenta con un procedimiento establecido desde hace años para prestar alojamiento a las madres cuyos hijos están ingresados en Neonatología y precisan de lactancia materna. Salud facilita el alojamiento en un hotel de Logroño, con acuerdo y por cuenta del Servicio Riojano de Salud, a todas las madres que viven fuera de la ciudad. Con esta medida, se promueve la lactancia materna, buscando la mayor proximidad al centro sanitario.

Cuando se produce esta situación, se facilita a la madre del lactante un documento en el que se le autoriza pernoctar en un hotel de Logroño durante las noches que coincidan con el ingreso de su hijo lactante, siempre por residir fuera de Logroño y tener que atender al menor ingresado en el centro.

El ingreso de la madre en el hospital queda absolutamente desestimado porque el deber del centro no es otro que atender pacientes y, en ningún caso, alojar a personas sanas. El hospital no está obligado a facilitar el alojamiento a los acompañantes de pacientes, sólo en estos casos de madres de lactantes se ofrece este servicio gratuito, fuera del recinto hospitalario, para favorecer la lactancia materna.

A lo largo de este año tres madres han utilizado este servicio.

En este sentido, Salud desea aclarar una información publicada hoy en un diario regional relativa a una pareja que duerme en un vehículo ubicado en las inmediaciones del Hospital San Pedro. Los profesionales del Hospital San Pedro, tal y como se viene actuando habitualmente en este tipo de situaciones, facilitaron ayer a dicha madre la posibilidad de pernoctar en el hotel logroñés mencionado anteriormente, ofrecimiento que desestimó, razón por la que Salud no entiende dicha queja.