21 de diciembre de 2010

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Salud, colabora desde noviembre del año pasado con la ONG Médicos sin Fronteras para el desarrollo de un proyecto de sensibilización de la sociedad respecto de los enfermos olvidados. Se trata de la campaña "Pastillas contra el dolor ajeno", iniciativa que quiere implicar a personas de todas las edades para luchar contra las enfermedades olvidadas.

Salud y Médicos Sin Fronteras suscribieron un convenio de colaboración para poner en marcha dicha campaña. El Ejecutivo riojano ha apoyado esta iniciativa, ofreciendo todo el apoyo institucional a este proyecto y facilitando su desarrollo en La Rioja.

Contenido de la campaña
En el primer mundo, si te duele algo, hay pastillas para mitigar el dolor. Están al alcance de la mano. ¿Pero qué pasa si lo que te duele es el dolor ajeno, el dolor de los que no tienen "pastillas" para curarse del dolor de los enfermos olvidados?

¿No estaría bien que, nosotros que tenemos pastillas para todo, pudiésemos tomarnos una pastilla-caramelo que ayudara a calmar el dolor de los que no tienen acceso a los tratamientos que pueden curar o paliar el dolor de enfermedades olvidadas como el kala azar, la tuberculosis, la malaria, el Chagas, la enfermedad del sueño o el sida infantil?

Las "Pastillas contra el dolor ajeno" son un símbolo de apoyo y de compromiso con MSF en su lucha por tratar a personas que padecen enfermedades olvidadas. En realidad, las pastillas son caramelos de menta que se presentan en un envase de 6 unidades, una por cada enfermedad olvidada. Los fondos de esta acción se destinarán a financiar proyectos de MSF de tratamiento de estas enfermedades.

Las "Pastillas contra el dolor ajeno" son un nuevo concepto de ayuda: simbolizan la situación médica que viven en los países de desarrollo. Con un sencillo gesto y de forma muy accesible, con tan sólo 1 euro podemos contribuir a mejorar la vida de miles de enfermos olvidados. Con la ayuda de todos los españoles, MSF quiere lograr que las "Pastillas.." sean el medicamento más vendido en el plazo de un año.

Las "Pastillas contra el dolor ajeno" se podrán adquirir exclusivamente en farmacias. Con esto realizaremos una acción de sensibilización muy visible, en un lugar idóneo para empatizar con el dolor ajeno, la farmacia, y de la mano de un prescriptor excepcional, el farmacéutico. La acción irá acompañada de una intensa campaña informativa sobre la problemática de estas enfermedades y sus retos. El objetivo es que las "Pastillas" sea el medicamento más vendido en España.

Este proyecto de campaña se llevará a cabo con el imprescindible apoyo y la complicidad de las distribuidoras farmacéuticas, los farmacéuticos, la sociedad civil en general y la base social de Médicos Sin Fronteras.

Confiamos en que la predisposición y la colaboración de los medios de comunicación nos ayudará a sensibilizar sobre estas enfermedades y, también, a conseguir un mayor apoyo para los proyectos de MSF.

En el ámbito específico de televisión y redes sociales, la campaña cuenta con un emocionante spot protagonizado por el gran Luis García Berlanga, y una quincena de vídeos de apoyo grabados por personalidades como los futbolistas Andrés Iniesta y Xabi Alonso, el cantante Alejandro Sanz, el escritor y periodista Juan José Millás, la deportista de montaña Edurne Pasabán, el humorista, presentador y productor de TV Andreu Buenafuente, la actriz Pilar Bardem, el cocinero Ferrán Adrià, el escritor y divulgador científico Eduard Punset, el cantante Pau Donés, el actor Fernando Tejero, la actriz y presentadora de televisión Cayetana Guillén Cuervo, el periodista y presentador de radio y TV Manel Fuentes, el grupo de música Estopa y la actriz de teatro Núria Espert.

El objetivo de la campaña es estimular la conciencia de la sociedad española sobre la falta de acceso a medicamentos básicos en los países en vías de desarrollo y, también, dar la oportunidad a los ciudadanos de solidarizarse con todas estas personas a través de la compra de pastillas contra el dolor ajeno, cuyo precio simbólico irá destinado a financiar proyectos de tratamiento de enfermedades olvidadas. Con la ayuda de todos, MSF quiere lograr que las "Pastillas" sean el medicamento más vendido en el plazo de un año.