5 de octubre de 2009

El Consejero de Salud, José Ignacio Nieto, se ha vacunado hoy contra la gripe, con el objetivo de concienciar al personal sanitario del Servicio Riojano de Salud de la conveniencia de vacunarse como medida más eficaz para prevenirla.

Con un total de 69.000 dosis de vacuna adquiridas, la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja puso en marcha la Campaña de Vacunación Antigripal 2009-2010, con el objetivo de reducir la incidencia de la gripe estacional y las complicaciones derivadas de su padecimiento en la salud de los riojanos, mediante la vacunación de los grupos de personas de riesgo. La campaña de este año se adelantó al 15 de septiembre y se prolongará hasta el próximo 31 de octubre, con el objetivo de vacunar al mayor número de personas perteneciente a los grupos de riesgo de la gripe estacional, antes de que se inicie la vacunación frente a la Gripe A.

Actualmente, se han aplicado ya más de 48.000 vacunas, que suponen el 70% del total de vacunas que la Consejería de Salud prevé aplicar en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

La prevención de la gripe y de sus complicaciones se basa fundamentalmente en la vacunación, la medida más efectiva para reducir el impacto de esta enfermedad. Otra medida de prevención importante es evitar el contagio a los demás. La gripe se transmite de persona a persona, a través de las secreciones respiratorias al hablar, toser y al estornudar.

Mediante la vacunación de los grupos de riesgo se pueden evitar un 50-60% de hospitalizaciones y el 80% de los fallecimientos derivados de las complicaciones de la gripe.

Población diana
La población diana a la que se dirige la campaña de vacunación 2009-2010 coincide con la campaña anterior y se divide en cuatro grandes grupos:

1.Personas de 60 a más años de edad
Salud recomienda la vacunación de toda la población mayor de 60 años.

2.Personas de entre 6 meses y 60 años, que por presentar una condición clínica especial tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe o porque el padecer la enfermedad pueda provocar una descompensación de su situación médica:
• Niños (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares.
• Niños (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades metabólicas crónicas, incluyendo: diabetes, insuficiencia renal, anemias; asplenia; enfermedad hepática crónica, enfermedades neuromusculares graves, de la inmunidad, receptores de transplantes, etc.
• Personas que conviven en residencias, instituciones o en centros de enfermos crónicos.
• Niños y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico.
• Mujeres embarazadas, a partir del segundo trimestre del embarazo.

3.Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:
• Profesionales sanitarios y parasanitarios, tanto de Atención Primaria como hospitalaria.
• Personas que, por su ocupación, trabajan en instituciones geriátricas o en centros de cuidados de enfermos crónicos y que tienen contacto directo con los residentes.
• Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.
• Personas que conviven en el hogar, incluidos niños, con pacientes de alto riesgo.

4.Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:
• Personas que por su ocupación prestan servicios comunitarios esenciales: policías, bomberos, personal de protección civil, etc.
• Viajeros internacionales: Deberán ser vacunadas de gripe todas las personas que se dirijan a zonas donde existen brotes de gripe aviar altamente patogénicos y puedan estar en contacto estrecho con granjas de aves de corral o con probabilidad de exposiciones intensas a aves, en cualquier época del año o viajen al hemisferio sur entre los meses de abril a septiembre .
• Personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto prolongado con aves. Trabajadores de explotaciones avícolas, mataderos de aves, etc.
• Personas pertenecientes a grupos de vigilancia de aves sospechosas de infección por gripe aviar y las potencialmente involucradas en tareas de control o erradicación de brotes de gripe aviar.

¿Quién no se debe vacunar?
• Personas con alergia al huevo.
• Personas alérgicas a algún otro componente de la vacuna o que hayan tenido una reacción alérgica severa a una vacunación anterior con vacuna de la gripe.
• Niños menores de 6 meses.
• Las personas que padecen una enfermedad aguda con fiebre alta, que deberán esperar hasta que esta situación remita.