28 de enero de 2009

La Consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza, ha presentado hoy el catálogo de prestaciones económicas de dicha Consejería, un documento de información, asesoramiento y consulta que integra en una publicación todas las líneas económicas que gestiona la Dirección General de Política Social Comunitaria y Prestaciones.

El catálogo pretende ser un instrumento eficaz, dado que permite su actualización anual a través de la incorporación de fichas de las diferentes prestaciones que son gestionadas por el Gobierno de La Rioja.

Se divide en seis secciones, cada una ilustrada con un color distintos. Dentro de estas secciones, figuran, por un lado, las pensiones (PNC), que son gestionada por el Gobierno de La Rioja con presupuesto de la Administración General del Estado, y, por otro lado, el grupo de prestaciones que es gestionado por el Gobierno de La Rioja con presupuesto directo del mismo. En este grupo se contemplan aquellas prestaciones dirigidas a la autonomía personal y Dependencia, a la exclusión social, infancia, mujer y aquellas que son subvenciones dirigidas tanto a Ayuntamientos como a ONGs.

Cada prestación contiene información con una breve descripción, requisitos, documentación a presentar, plazo de resolución, recursos que proceden e información complementaria.

Además el catálogo también indica un teléfono de contacto general y uno específico de cada prestación e informa sobre los compromisos derivados de la concesión de ayudas y sobre la normativa actual aplicable en cada una de las prestaciones.

Las prestaciones se destinaron a 2.009 personas con pensiones no contributivas; 350 personas que se beneficiaron del ingreso Mínimo de Inserción y de Ayudas de Inclusión social destinadas a personas en situación de exclusión; 1.972 prestaciones económicas de la dependencia; 278 prestaciones destinadas a personas con discapacidad; 135 prestaciones destinadas a la infancia, de las que 117 fueron para familias acogedoras; 13 prestaciones para la adopción internacional; 16 prestaciones para mujeres víctimas de violencia de género y 340 subvenciones, de las cuales 63 se destinaron a ayuntamientos y 277, a ONGs.