30 de abril de 2011

La Comunidad Autónoma de La Rioja ha solicitado hoy el apoyo de las regiones vitivinícolas españolas integradas en la Asamblea de Regiones Europeas Vitivinícolas (AREV) para que respalden la propuesta realizada por nueve países de la UE al Comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, sobre el mantenimiento de los actuales derechos de plantación, y se inste al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino a adherirse de forma expresa a esta petición.

El Presidente de la AREV, Jean-Paul Bachy, ha aludido durante la celebración del Consejo Internacional de la Asamblea a la inclusión de este punto en el orden del día a instancias de La Rioja, después de la carta que remitió el Presidente del Ejecutivo regional, Pedro Sanz; y ha cedido a continuación la palabra al Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Iñigo Nagore.

Durante su intervención, Nagore ha agradecido a la AREV tanto el trabajo desarrollado como el respaldo que ofrece a las regiones ante los continuos retos a los que se enfrenta el sector del vino, y ha expuesto cómo, en opinión de La Rioja, la liberalización de plantaciones pondría en riesgo un sector vitivinícola europeo de calidad. Por ello, ha demandado el apoyo del resto de regiones españolas para "lograr que España se una lo antes posible a la petición de los nueve países europeos contrarios a la supresión de derechos".

Durante la Asamblea, que se está celebrando en el Museo del Ejército de Toledo, se ha debatido también sobre el informe que debe presentar la Comisión Europea en el año 2012 respecto a la aplicación de la OCM del Vino tras la reforma que se llevó a cabo hace tres años. Además, se han avanzado las primeras conclusiones del grupo de trabajo que la AREV constituyó a primeros de este año para analizar los diferentes aspectos en los que ha incidido la reforma de la OCM del Vino, y ver de qué forma ha tenido influencia en el sector vitivinícola en general y, en concreto, en el mercado del vino europeo.


El impulso del enoturismo en las regiones europeas, la creación de una red de escuelas de formación vitivinícola a nivel europeo y la puesta en marcha de un observatorio de premios para comparar las diferentes cotizaciones de la uva, son otros de los temas que han centrado el orden del día de la reunión.

La AREV ha reunido en Toledo a unos 150 representantes del ámbito político, del sector productor y de las Denominaciones de Origen de las 70 regiones vitivinícolas europeas que se integran en la Asamblea de Regiones Vitivinícolas.