22 de enero de 2009

El Consejero de Salud, José Ignacio Nieto, ha presentado hoy los resultados de la donación de sangre en La Rioja a lo largo del año pasado, que reflejan una situación muy favorable en la Comunidad Autónoma, gracias a la colaboración altruista de los riojanos y al esfuerzo realizado por el Centro de Transfusión de Sangre.

En concreto, durante el año 2008 se han obtenido en La Rioja un total de 11.414 donaciones, un 18% más que las obtenidas en el 2007. Dicho incremento hace que, en términos globales, el año pasado haya sido un año excelente para la donación de sangre en La Rioja. Mensualmente, se han realizado más de 900 donaciones de media, siendo esta cifra bastante estable a lo largo de todo el año.

La Rioja es autosuficiente en donaciones de sangre. Es decir, en La Rioja se cubren todas las necesidades con las donaciones realizadas por sus ciudadanos. Este dato que aun siendo muy positivo, no significa que no sea necesario seguir incrementado el número de donaciones porque la sangre es un producto perecedero y es necesario mantener constante el número de donaciones a lo largo del año.

Anualmente, las 11.414 donaciones de sangre que se llevan a cabo en la Comunidad Autónoma son realizadas por 8.500 riojanos y riojanas que donan regularmente su sangre.

Cada año es necesaria la incorporación de nuevos donantes para reemplazar a aquellos que, por motivos de edad o enfermedad, no pueden continuar donando. El año pasado en La Rioja se incorporaron 1.573 donantes nuevos, lo que representa un 15% de nuevos donantes.

Mejor aprovechamiento de la sangre donada

Desde que se ubicara en el Hospital San Pedro a mediados de 2007, el Centro de Transfusión de La Rioja mejoró notablemente sus instalaciones y tecnología. Así, el centro incorporó novedosas técnicas que aumentan la seguridad en la extracción y en el tratamiento de la sangre, además de permitir aprovechar mucho más la sangre que se recibe.

En concreto, el Centro de Transfusión de La Rioja desarrolla una nueva técnica que permite aumentar la vida útil de las plaquetas de 5 a 7 días (un 40% más), lo que representa un importante avance en la gestión de un recurso tan estratégico y escaso que se emplea para el tratamiento de hemorragias y enfermedades como las leucemias o el tratamiento del cáncer.

Gracias al mejor rendimiento de la sangre donada, en 2008 y sólo en el Hospital San Pedro, el Centro de Transfusión ha realizado 7.768 transfusiones, ha transfundido 8.049 concentrados de hematíes y ha llevado a cabo 17.238 pruebas de compatibilidad.

Por otro lado, el Centro de Transfusión riojano ha ejecutado un ambicioso programa de autotransfusión que consiste en extraer sangre de pacientes que van a ser operados para obtener componentes sanguíneos que se utilizarán durante su intervención quirúrgica (con la propia sangre del paciente, sin tener que recurrir a donación homóloga). Esta novedosa técnica, además de obtener entre una y tres unidades de glóbulos rojos del propio paciente, permite la elaboración de un adhesivo quirúrgico (cola de fibrina o cola de plaquetas, según las necesidades) que, además de reducir el proceso de sangrado y la necesidad de transfusión, facilita la cicatrización. A lo largo del 2008, se ha practicado esta técnica a 7 pacientes.

Otros de los avances incorporados son el nuevo carné de donante, que incorpora un microchip con la información de las donaciones realizadas y cualquier causa de rechazo, y el sistema de identificación de los pacientes ingresados y sus muestras con pulseras y códigos de barras para evitar errores.

Nueva Unidad Móvil

Además de cubrir las necesidades de los hospitales de la Comunidad, tanto de componentes sanguíneos para transfusión como de medicamentos obtenidos del plasma humano, el Centro de Transfusión de Sangre de La Rioja desarrolla campañas para impulsar la donación en la región.

Salud trabaja también para acercar la donación a los ciudadanos a su lugar de residencia. Para ello, una de las mejoras más notables registradas el año pasado, ha sido la adquisición de la nueva Unidad Móvil del Centro de Transfusión de La Rioja, que supuso una inversión de 300.000 euros por parte del Ejecutivo riojano.

La Unidad Móvil, que lleva funcionando desde agosto de este año, está mejorando notablemente la prestación de este servicio a los donantes de sangre de La Rioja.

El vehículo se desplaza a más de 60 localidades de La Rioja y realiza alrededor de 400 colectas anuales, con el fin de facilitar el acto de la donación de sangre a todos los ciudadanos riojanos.

Perfil del donante

De acuerdo con los datos del Centro de Transfusión, el perfil del donante en La Rioja se corresponde con un hombre de entre 30 y 50 años, con estudios medios o superiores. No obstante, la cada vez mayor participación de los jóvenes de entre 18 y 30 años está rejuveneciendo progresivamente dicho perfil y también se está igualando la participación de hombres y mujeres, que actualmente es de 57% y 43% respectivamente.

Los requisitos para poder donar sangre son tener entre 18 y 65 años (por encima de esta edad depende del reconocimiento médico), pesar más de 50 kilos, estar en buen estado de salud y no presentar ninguna enfermedad que pueda ser transmitida a un futuro receptor.

Los puntos en los que la población de La Rioja puede donar sangre son:

-La Unidad Móvil, que se desplaza frecuentemente por toda la Comunidad Autónoma de La Rioja.

-El Banco de Sangre de La Rioja, situado en el Hospital San Pedro, donde funciona un punto fijo de extracción.

-En el Centro de Alta Resolución San Millán (CARPA): También se puede efectuar una donación de sangre en este nuevo punto de extracción.