3 de marzo de 2010

El Parlamento de La Rioja aprobó la semana pasada la Ley que autoriza el convenio de cooperación entre la Comunidad Autónoma de La Rioja y la Comunidad de Madrid sobre donación altruista de sangre de cordón umbilical.

Al tratarse de un convenio entre Comunidades, ambas han tenido que tramitar sus respectivas leyes que les autorizan a la firma de este acuerdo para hacer efectiva la extracción de sangre de cordón umbilical en La Rioja y la conservación en el Banco Público de Cordón del Centro de Transfusión de Madrid; aún así y mientras se llevaban adelante estos trámites, se firmó un protocolo en el mes de octubre del pasado año para, de esta forma, facilitar el inicio del programa de donación de sangre de cordón umbilical.

Desde entonces hasta hoy se ha extraído sangre de 52 cordones; de ellos, 30 en lo que llevamos de año. La sangre de cordón umbilical es donada de forma altruista, anónima y desinteresada y la donación tiene carácter universal.

La Ley que autoriza este convenio entre las Comunidades de Madrid y La Rioja establece el sistema para realizar la recogida de sangre en el Hospital San Pedro y su almacenamiento en condiciones adecuadas para garantizar el transporte al Banco de Cordón del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid.

La Rioja, a través de la Coordinación de Trasplantes, impulsa las actividades en relación con el programa de donación de cordón umbilical, la promoción de la donación, la evaluación de madres donantes y la extracción de la sangre de cordón umbilical de acuerdo con los procedimientos establecidos, así como su remisión al Banco de Madrid.

Por su parte, el Banco de Cordón Umbilical de la Comunidad de Madrid se encarga de procesar y conservar la sangre hasta su distribución para el trasplante, así como de su inclusión en los registros correspondientes.

Procedimiento

La extracción de sangre de cordón umbilical sigue el siguiente procedimiento: Tras el nacimiento del niño, se secciona el cordón y entonces se punciona la vena umbilical para obtener la sangre. Desde que se extrae el cordón hasta su congelación en nitrógeno líquido (a -196º) en un Banco Público no deben transcurrir más de 24 horas, por lo que el transporte de la sangre al banco se hace en condiciones controladas de hipotermia con congeladores especiales.

Cualquier embarazada controlada, mayor de edad y con un embarazo normal puede ser donante. En cuanto a las exclusiones, no se obtiene sangre del cordón en el caso de embarazadas que padezcan enfermedades transmisibles, genéticas, tumorales o/y infecciosas.

La extracción de la sangre de cordón umbilical se realiza siempre después de haber cumplimentado el procedimiento de consentimiento informado, que incluye la firma de la donante y la ficha de la madre donante por parte del personal extractor. Éste se firma tras la realización de la historia clínica para detectar la existencia de cualquier motivo de exclusión que impidiese la donación, según los documentos de consenso del Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical.

Ventajas de la sangre de cordón umbilical

La Sangre de Cordón Umbilical contiene un tipo de células madre, los precursores hematopoyéticos, capaces de producir células sanguíneas si son trasplantadas a otros pacientes que lo precisen por una enfermedad oncohematológica (leucemia, linfoma, mieloma, etc.).

Este tipo de células se produce fundamentalmente en la médula ósea, pero también se encuentra en la sangre periférica y en la sangre de cordón umbilical. Sus ventajas radican en que se pueden almacenar, en que son más versátiles y en que pueden utilizarse para el trasplante con menor compatibilidad entre donante y receptor.

El trasplante de células de sangre de cordón umbilical (SCU) está indicado en personas que padecen enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea, tales como las leucemias agudas o crónicas, etc. Para estos enfermos, lo ideal es encontrar un donante compatible entre sus familiares más directos, pero esto sólo ocurre en alrededor del 30% de los casos. Desde que se puede utilizar la sangre de cordón umbilical para estos pacientes, fueron creándose bancos de sangre de cordón umbilical en el mundo.