20 de mayo de 2010

El CTIC y su homólogo chino –CMRC- han rubricado en Pekín este acuerdo que dará soporte técnico a las empresas cárnicas chinas y españolas para superar los obstáculos de carácter tecnológico que dificultan los intercambios comerciales entre ambos países

La iniciativa cuenta con el respaldo del Gobierno de La Rioja, el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino y la Asociación de Industrias de la Carne de España, que agrupa a más del 60 por ciento de la producción nacional

La Rioja, a través del Centro Tecnológico de la Industria Cárnica (CTIC), y China, a través del China Meat Research Center (CMRC), han firmado en Pekín un acuerdo para intentar superar las barreras técnicas entre las empresas de los sectores cárnicos de España y el país asiático para mejorar sus intercambios comerciales. El acuerdo, que prevé la creación de la "Plataforma Tecnológica de la Carne España-China", dará soporte técnico a las empresas cárnicas chinas y españolas para superar los obstáculos de carácter tecnológico que, en la actualidad, dificultan los intercambios comerciales entre ambos países.

Este acuerdo se ha firmado en el marco de la misión tecnológica y comercial a China que estos días realiza una delegación riojana encabezada por el Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, y en el que participan además representantes de los Centros Tecnológicos Riojanos del Champiñón y de Cárnicas, de la Cámara de Comercio de La Rioja y de la Federación de Empresarios de La Rioja.

El objetivo final de este acuerdo es conocer y analizar la problemática existente de carácter técnico que obstaculiza los intercambios comerciales entre ambos países, con el fin de minorarla y así facilitar el intercambio comercial de productos cárnicos entre España y China. En concreto, el acuerdo pretende difundir y transmitir el conocimiento técnico necesario sobre prácticas empresariales que favorezcan el acceso a ambos mercados.

La iniciativa cuenta con el respaldo del Gobierno de La Rioja, el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino y la Asociación de Industrias de la Carne de España (AICE) que agrupa a más del 60% de la producción nacional. En concreto, la Subdirección General de Acuerdos Sanitarios y Control de Fronteras del Ministerio considera "estratégico y de gran valor añadido" la iniciativa para la introducción y expansión de las empresas cárnicas españolas en el mercado chino. Por su parte, AICE ha señalado que la iniciativa "puede suponer un estímulo importante para la internacionalización de las empresas españolas".

El acuerdo firmado tiene su origen en el viaje de prospección tecnológica que el Gobierno de La Rioja realizó en 2008 en el que se firmó un Convenio marco de colaboración entre la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), el Centro Tecnológico de la Industria Cárnica (CTIC) y el China Meat Research Center (CMRC) para la creación de una relación estable entre La Rioja y China en materia de investigación tecnológica mediante el desarrollo de acciones y proyectos conjuntos.

Ejes de trabajo y actuaciones previstas
Los ejes de trabajo sobre los que se está trabajando en la actualidad en el contexto del acuerdo son:
1. Promoción de los productos crudo-curados de España para evitar posibles obstáculos para su introducción en China
2. Seguridad alimentaria. Trazabilidad en la cadena alimentaria española.
3. Fomento Industrial e Innovación

En cuanto a las acciones que se van a realizar en estos dos años el acuerdo contempla entre otras las siguientes:
• Jornadas de intercambios de conocimientos científicos y técnicos
• Estudios científico-técnicos documentales
• Organización de un seminario de cooperación tecnológica bilateral

Situación actual de las exportaciones cárnicas de España a China
La apertura de mercados y el comercio exterior tienen una importancia estratégica para la industria cárnica española. Prueba de ello, es que en los últimos años las exportaciones españolas al país asiático crecieron considerablemente arrojando superávit.

El acceso a los mercados exteriores es un proceso complejo tanto para las Administraciones como para las empresas. Y en ciertos mercados este hecho se incrementa y es necesaria una mayor eficacia diplomática-administrativa y coordinación para consolidarlos y evitar la imposición posterior de trabas que frustren las expectativas y los esfuerzos de las empresas, como está ocurriendo en el caso de China.

En el caso concreto de China, no existe una tradición de consumo de productos crudo-curados por lo que es necesaria una labor de promoción tecnológica relacionada con la definición del producto y sus procesos de producción.

Por otra parte, la Certification and Accreditation Administration of China (CNCA), que exigen las autoridades veterinarias de la República Popular China, ha sido muy restrictiva y hasta el momento ha dado su visto bueno únicamente a aquellas empresas con actividades integradas en un mismo emplazamiento.

Con la iniciativa que se ha celebrado en China se pretenden estrechar las líneas de trabajo y colaboración a nivel técnico entre China-España para facilitar así el intercambio comercial de los productos cárnicos entre ambos países.