11 de diciembre de 2007

Una cata dedicada a La Rioja abrió ayer en Bruselas el ciclo 'Catas de vinos de España', una actividad organizada por la Cámara Oficial de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo. La cata dedicada a los caldos riojanos contó con la colaboración del Gobierno de La Rioja y del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja. Los vinos escogidos para la cata fueron los siguientes: Primum Vital (Crianza, 2003), Prado Enea (Gran Reserva, 1998), Valenciso (Reserva, 2002), Sierra Cantabria (Gran Reserva, 2000) y Viña La Grajera (Reserva, 2002).

Se trata de una actividad destinada a particulares que deseen iniciarse en la cata de vinos y mejorar su conocimiento sobre los vinos de España. La cata, que comenzó ayer y continúa los días 12, 17 y 18, está siendo impartida por el periodista especializado en el mundo del vino Patrick Fiévez (Journal L'Echo y Vino Magazine).