3 de julio de 2012

jueces2

El consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, ha presidido esta mañana un encuentro de trabajo en el que han participado los jueces de paz de las agrupaciones de Arnedo, Alfaro y Cervera del Río Alhama. En la reunión también ha tomado parte la directora general de Justicia e Interior, Cristina Maiso.

Del Río ha querido aprovechar la ocasión para elogiar "la importante labor" que desarrollan los jueces de paz riojanos, a los que ha agradecido su dedicación y entrega. Del mismo modo, el consejero de Presidencia y Justicia ha apostado por buscar fórmulas que permitan reducir la litigiosidad y la excesiva judicialización. Al respecto, ha destacado los excelentes resultados que se están consiguiendo con los programas de mediación. Emilio del Río ha recordado que en La Rioja funcionan con éxito tres programas de mediación: uno de mediación en el ámbito civil-familiar, otro de mediación penal con menores infractores y un tercero de mediación penal con adultos.

Además, Del Río ha anunciado la celebración de una jornada formativa destinada a los jueces de paz riojanos que se celebrará en Logroño, el próximo mes de septiembre, fruto del convenio de colaboración entre el Gobierno de La Rioja y el Consejo General del Poder Judicial. Por ello, el consejero les ha instado a sugerir aquellos asuntos o temas que consideren de interés para su labor cotidiana y que podrían incluirse en el programa de la citada jornada formativa.

Las agrupaciones convocadas a la reunión de esta mañana representan a los siguientes municipios:

• Agrupación de Arnedo: Arnedo, Arnedillo, Autol, Bergasa, Bergasillas Bajera, El Villar de Arnedo, Enciso, Herce, Munilla, Pradejón, Prejano, Quel, Santa Eulalia Bajera, Tudelilla, Zarzosa, Alcanadre, Ausejo, Corera, El Redal, Galilea, Ocón.

• Agrupación de Alfaro: Alfaro, Aldeanueva de Ebro, Rincón de Soto.

• Agrupación de Cervera del Río Alhama: Cervera del Río Alhama, Aguilar del Río Alhama, Cornago, Grávalos, Igea, Muro de Aguas, Navajún, Valdemadera, Villarroya.

En La Rioja existen en la actualidad 171 jueces de paz que se distribuyen en nueve agrupaciones de Juzgados de Paz: Alfaro, Arnedo, Cenicero, Cervera del Río Alhama, Lardero, Murillo de Río Leza, Nájera, San Asensio y Santo Domingo de la Calzada.

Cabe recordar que los jueces de paz son figuras mediadoras encargadas de resolver litigios de pequeña cuantía económica o de menor relevancia legal dentro de una comunidad. Los plenos de los ayuntamientos son los encargados de elegir al juez de paz en su municipio que, posteriormente, es nombrado por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia (TSJR) por un periodo de cuatro años.

Pueden ser nombrados jueces de paz aquellas personas que, sin ser licenciados en Derecho, reúnan los requisitos establecidos en la Ley para el ingreso en la carrera judicial. Sus competencias en el Orden Civil son: actos de conciliación; juicios verbales; encargados del Registro Civil, inscripciones de nacimiento, defunción y expedición del libro de familia. También pueden celebrar bodas civiles.

En el Orden Penal sus competencias pasan por los juicios por faltas como los realizados a aquellas personas que realicen actos contra el deslucimiento de inmuebles, bienes del dominio público o privado, o faltas sobre la flora y los animales. Asimismo, también realizan determinadas funciones específicas de cooperación y auxilio judicial cuando sean requeridas para ello por otros órganos que estén conociendo un proceso penal abierto o precise de su ayuda.

Subvenciones anticipadas

El Consejo de Gobierno aprobó el pasado 24 de febrero un gasto de 130.559 euros para subvencionar a los municipios riojanos con Juzgados de Paz. Como novedad, y ante la compleja situación económica por la que atraviesan las administraciones locales, el Gobierno de La Rioja decidió realizar un esfuerzo especial para abonar el pago de las subvenciones de forma anticipada.

Las subvenciones se conceden en función de la población de derecho de los municipios, de acuerdo a los siguientes tramos: entre 1 y 449 habitantes (465 euros al año); de 500 a 999 habitantes (858 euros); de 1.000 a 2.999 habitantes (1.610 euros); de 3.000 a 4.999 habitantes (2.311 euros); de 5.000 a 6.999 habitantes (2.857 euros); y más de 7.000 habitantes (3.306 euros).