10 de diciembre de 2007

Las obras de restauración del puente de Briñas sobre el río Ebro supondrán una inversión de 745.153 euros. Una vez firmado el convenio, el Ministerio de Fomento se compromete a financiar el 60,5 por ciento de las obras a través de la partida del 1 por ciento cultural. El 39,5 restante lo asumirá el Gobierno de La Rioja.

El proyecto de recuperación del puente de Briñas ha sido redactado por el Gobierno de La Rioja que también contratará las obras próximamente cuyo plazo de ejecución será de 11 meses. La actuación tiene como objetivo la recuperación de un elemento singular que forma parte del patrimonio de infraestructuras de La Rioja.

Se trata de un puente de piedra de sillería cuyos antecedentes se remontan al siglo XII y con documentación de los siglos XIV, XVI, XVII y XVIII. Tiene una longitud de tablero de 150 metros y una anchura de 4,60 metros, consta de siete bóvedas de luces y tipología distinta y seis tajamares con sus correspondientes espolones.

Las obras consisten en el recalce de las pilas, la restauración del tablero y pretil desmontando el pavimento actual, el desmontaje de pretiles, excavación de la caja, nueva solera impermeable, instalación de gárgolas, restauración de grapas y tirantes metálicos para garantizar la estructura.

También se realizará la restauración y consolidación de paramentos y fábricas con limpieza, eliminación de añadidos y sustitución de sillares con piedra de las mismas características.

La investigación histórica, arqueológica y artística del monumento es imprescindible para contrastar los datos obtenidos. Probablemente, el puente de Briñas es la obra pública que conserva la más antigua inscripción de autoría conocida referida a la fecha de reparación del puente en 1643 por el maestro Pedro de Urquiola, grabada en la parte inferior del lado derecho del tercer tajamar.

El puente de Briñas está situado en el término municipal de Haro (La Rioja) a unos 2 kilómetros al norte del núcleo urbano. Se trata de una obra civil que sirvió de paso sobre el Ebro al antiguo camino de Haro a Vitoria siendo también utilizado por diversas vías secundarias que, procedentes del norte, enlazaban con el Camino de Santiago.