14 de octubre de 2010

La Reserva de la Biosfera de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama ha presentado su candidatura a ‘Reserva Starlight’ de la UNESCO, que reconoce el compromiso con la defensa de la calidad del cielo nocturno y la preservación de los valores culturales, científicos, astronómicos, paisajísticos y naturales vinculados con la astronomía.

La Vicepresidenta y Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Aránzazu Vallejo, ha inaugurado esta mañana una jornada informativa con responsables de la iniciativa ‘Starlight’ en la que se ha presentado este proyecto a los alcaldes de los municipios implicados.

La Rioja ha sido una de las primeras Comunidades Autónomas en solicitar su adhesión a la categoría de ‘Reserva Starlight’, que es un espacio donde se establece un compromiso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas y cuya función es la preservación de la calidad del cielo nocturno y de los diferentes valores asociados, ya sean culturales, científicos, astronómicos, paisajísticos y naturales.

La Reserva de la Biosfera de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama es una zona de especial valor ecológico que conjuga desarrollo con conservación del entorno y que cuenta con un cielo nocturno de calidad. Los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama fueron declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO el 9 de julio de 2003. Esta espacio natural abarca una superficie de 120.000 hectáreas, que supone aproximadamente el 24% del territorio riojano, y engloba a 40 municipios, 27 de ellos totalmente y 13 parcialmente, con una población fija total de 9.000 habitantes.

Con el fin de apoyar la candidatura, la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha comenzado a trabajar en la realización de un primer diagnóstico sobre la situación actual de la contaminación lumínica y el alumbrado existente en los municipios de la Reserva riojana. El informe será la base para la elaboración de un plan de acción destinado a reducir la contaminación lumínica generada en estas localidades y en municipios con influencia lumínica en este espacio natural.

El objetivo del Gobierno de La Rioja es la protección y recuperación de un cielo estrellado no contaminado por la luz artificial ya que considera que un cielo bien conservado es un recurso con capacidad para atraer un turismo sostenible y, además, redunda en una mayor eficiencia en el alumbrado exterior.

La candidatura de la Reserva de la Biosfera riojana se inscribe dentro de los objetivos de gestión de este singular espacio natural que consisten en fomentar el desarrollo económico y social sostenible, aplicar modelos de desarrollo sostenible, contribuir a la formación, educación ambiental y a la investigación científica, así como conservar los paisajes, especies, ecosistemas y biodiversidad biológica.

Declaración de La Palma
La iniciativa ‘Starlight’ surgió con la Declaración de La Palma de 2007 con la que la UNESCO declaró como derecho de la humanidad la protección del cielo nocturno y el derecho a la observación de las estrellas. En España, únicamente tiene esta distinción la isla de la Palma.

La certificación ‘Starlight’ fomenta la mejora de la calidad de las experiencias turísticas y la protección de los cielos nocturnos en los destinos ‘Starlight’, que son lugares visitables con excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados y la práctica de actividades turísticas basadas en ese recurso. Esta distinción aúna ciencia y turismo y apuesta por una nueva forma de turismo inteligente, basada en la astronomía y la visión del firmamento, que aporta criterios innovadores al desarrollo responsable de la actividad turística.