6 de septiembre de 2007

Una misión empresarial húngara visitará el próximo año La Rioja para concretar oportunidades de negocio y estrechar lazos comerciales. Así lo han anunciado esta mañana los representantes de la Embajada de la República de Hungría, el Agregado Agrícola, Tamás Szentmáry, y su homólogo de Asuntos Económicos, Jòzsef Végh, que han mantenido un encuentro de trabajo en el que ha participado el Consejero de Presidencia, Emilio del Río.

Precisamente, en 2008 se celebrará el 'Año Económico de Hungría en España', por lo que quieren aprovechar ese ejercicio para fijar relaciones empresariales y comerciales con nuestra Comunidad Autónoma, algo en lo que han mostrado un gran interés durante el encuentro.

En la reunión, celebrada en las dependencias de la Cámara de Comercio de La Rioja, han tomado parte, además, el Presidente de la institución cameral, José María Ruiz-Alejos; el Gerente de la ADER, José Ángel García Mera; el Director General de Calidad e Investigación Agroalimentaria, Pedro Manuel Sáez Rojo, y la Directora General de Acción Exterior, Cristina Salinas.

La delegación húngara, acompañada por miembros del Ejecutivo autonómico, está visitando esta semana diferentes empresas riojanas con el fin de conocer el sector cárnico de nuestra Comunidad Autónoma, un área de especial interés para establecer relaciones comerciales.

De hecho, Hungría colaborará con un proyecto de I+D+i con el Centro Tecnológico de la Industria Cárnica de La Rioja (CTIC) -cuyas dependencias también ha visitado la delegación húngara-, para estudiar las posibilidades de introducir en La Rioja la explotación del cerdo de la raza mangalica.

Se trata de una raza autóctona húngara que tiene sus orígenes en los cruces de la primitiva raza del tronco mediterráneo, Sumadia (al que también pertenece el cerdo ibérico), con las razas Szalontal y Bakonyl. El cerdo mangalica presenta una proporción de grasa y tocino que lo hace muy apto para la elaboración de jamones y lomos curados.

Este encuentro supone un paso adelante en las gestiones que se iniciaron hace tres años para abrir el mercado húngaro a las importaciones de productos riojanos. Ya en 2000, una delegación riojana al frente de la cual viajaba el Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, visitó la ciudad de Pécs, en Baranya, donde fue reelegido como Presidente de la AREV.

En la línea de apertura al exterior, cabe recordar que una misión institucional y comercial riojana, encabezada por Pedro Sanz, se desplazó en noviembre de 2004 a Hungría con el principal objetivo de impulsar la promoción exterior de nuestra región y de contribuir a incrementar las exportaciones riojanas al citado país.

En aquella ocasión se mantuvieron reuniones de trabajo con los Ministros de Agricultura y Economía y con el Vicepresidente del Parlamento de Hungría. Por su parte, Hungría ha mostrado un especial interés por el mercado riojano en los últimos años. Así, en 2005 tomaron parte en Salical importadores húngaros y el año pasado visitó La Rioja el Embajador de Hungría con motivo de la inauguración del V Foro Mundial del Vino.

Por lo que respecta a la balanza comercial entre ambos países, al cierre del ejercicio 2006 La Rioja exportó a Hungría productos por valor de 3,1 millones de euros, mientras que las importaciones supusieron un desembolso de 393.000 euros.