8 de enero de 2009

El pleno de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja aprobó, en su última sesión, el Plan Especial de Protección de las bodegas tradicionales situadas a pie de ladera en el cerro San Cristóbal de Fuenmayor, que permitirá revitalizar un barrio de indudable valor histórico y artístico.

Aunque la ordenación viene condicionada por el alto grado de consolidación de la zona, el objetivo fundamental del Plan Especial es el mantenimiento del uso de bodega tradicional de elaboración que predomina en esta zona, ubicada en la zona oeste del núcleo urbano, así como su recuperación en los solares ocupados por otros usos urbanísticos.

El Plan apuesta por mantener el tejido existente, dado el elevado número de elementos de interés histórico localizados en un espacio en el que conviven pequeñas bodegas de elaboración tradicional con bodegas industriales de tamaño medio y viviendas unifamiliares. De este modo, no se plantean operaciones relevantes de reforma interior que impliquen demoliciones, reparcelaciones ni procesos integrales de urbanización.


Ampliación del ayuntamiento de Haro
La COTUR también aprobó la modificación puntual número 15 del Plan General Municipal de Haro que afecta al edificio de la calle Santo Tomás nº 2, destinado a acoger la ampliación del ayuntamiento jarrero y que se convertirá en acceso principal al mismo.

El inmueble se encuentra catalogado dentro del Plan Especial de Protección del casco histórico de Haro con un grado de protección II y la modificación autorizada supone pasar al grado IV. La propuesta ha contado con el informe favorable previo del Consejo de Patrimonio debido a las sucesivas intervenciones que se han ido desarrollando en su fachada durante el pasado siglo.

El pleno de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo dio, además, su informe favorable a la modificación de las normas subsidiarias de Villamediana de Iregua en la carretera LR-250, lo que posibilitará reordenar la edificación del suelo urbano colindante.

La modificación acordada atañe al espacio que rodea al cruce de la carretera LR-250, en dirección a Alberite, con la carretera de circunvalación de Villamediana de Iregua y consiste en alterar las condiciones de edificación de un bloque de viviendas, reduciendo el radio de curvatura de su planta y aumentando, a cambio, en una planta su altura. Aunque la nueva ordenación no afecta a la edificabilidad, sí libera espacio para mejorar el encuentro de ambas vías de circulación y permitirá construir una rotonda que contribuirá a la seguridad del tráfico en dicho cruce.