1 de junio de 2011

El Plan Renove de electrodomésticos y calderas promovido por el Gobierno de La Rioja ha finalizado con gran éxito tras tramitarse 3.403 solicitudes, lo que supone un 17,38% más que en el año 2010. De ellos, 2.859 se corresponden con solicitudes para la renovación de un electrodoméstico antiguo por otro de alta eficiencia energética y 544 a la renovación de calderas, dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

El Plan Renove se enmarca en las actuaciones de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética del Gobierno de La Rioja para impulsar el uso responsable de la energía y el ahorro energético tanto para los consumidores finales como para las empresas. Concretamente, el objetivo de este Plan, dirigido a la renovación del equipamiento doméstico, es fomentar la retirada de los aparatos antiguos de las viviendas y sustituirlos por otros con la máxima eficiencia y, por tanto, un menor consumo energético. Además, busca también contribuir a la dinamización del consumo, resentido por la crisis económica.

La cuantía de la ayuda, dependía de la eficiencia energética del aparato adquirido y oscilaba entre 50 y 125 euros para los electrodomésticos, y de entre 125 a 625 euros aproximadamente, en el caso de las calderas. En cualquiera de los casos, la ayuda no podía superar el 25% del coste de los mismos. Estaba destinada a la sustitución de electrodomésticos como frigoríficos, congeladores, hornos, encimeras, lavadoras o lavavajillas por otros de etiqueta energética de clase A o superior, y de calderas individuales de calefacción y agua caliente sanitaria.

Resultados del Plan Renove electrodomésticos
La Dirección General de Trabajo, Industria y Comercio ha recibido 2.859 solicitudes para la sustitución de electrodomésticos, lo que supone un 15% más que el año anterior. En un 71,16% de los casos, han sido adquiridos mayoritariamente en establecimientos comerciales tradicionales de venta al por menor, distribuidos en 18 localidades riojanas diferentes, especialmente en Logroño (67,37%) seguido de Haro (7,17%), Calahorra (7,10%), Rincón de Soto (4,98%) y Nájera (4,05).

Por segundo año consecutivo, los electrodomésticos más solicitados para renovar han sido la lavadora, que ha supuesto un 33,13% sobre el total, lo que supone 946 piezas. Le sigue, con un 28,33%, los frigoríficos, con 809 piezas; en tercer lugar, con un 14,11% se encuentran los lavavajillas, de los que se han solicitado 403 piezas; seguidos de las encimeras con un 10,96% (313 aparatos); los hornos con un 10,89% (311 aparatos) y, finalmente, los congeladores que representan el 2,42% del total (es decir, 69 piezas).

Las sustituciones de estos electrodomésticos supondrán un ahorro total de 61,75 toneladas equivalentes de petróleo, y se evitarán emisiones de CO2 de 124 toneladas. Esto supone un ahorro económico anual en la factura de la luz de estos domicilios de 719.771,8 KWh, lo que supone un coste total de unos 125.000 euros. Por persona el ahorro medio estimado es de 29 euros anuales, siendo superior o inferior dependiendo del consumo del electrodoméstico sustituido.

Resultados del Plan Renove calderas
Respecto a la renovación de calderas, se han presentado un total de 544 solicitudes a la Dirección General de Trabajo, Industria, y Comercio, un 31% más que el año anterior. Se han instalado 63 modelos diferentes de calderas de alto rendimiento que reaprovechan el calor de salida de los humos mediante un intercambiador y que tienen una baja emisión de contaminantes.

Con las 544 calderas sustituidas se conseguirá un ahorro total de 108,2 toneladas equivalente de petróleo y se evitará la emisión a la atmósfera de 270,5 toneladas de CO2; además esto supondrá un ahorro medio anual de 120 euros en la factura del gas de cada una de las calderas sustituidas.

En los proyectos de instalación han participado 156 instaladores de 29 localidades riojanas con una media de 3,5 calderas por instalador.