2 de agosto de 2011

El consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, ha visitado hoy el mirador Atalaya de Haro para comprobar de primera mano el resultado de los trabajos de señalización turística y obras de adecuación. Se trata de una intervención general en este espacio sobreelevado del municipio que permite contemplar, desde su ubicación, espacios singulares del municipio como el Barrio de las Bodegas; el valle del Ebro hasta la frontera natural con la Sierra de Cantabria; el Toloño y los Montes Obarenes.

Capellán ha subrayado durante su visita el valor de estas acciones que "consiguen mejorar la identidad y la calidad del atractivo turístico cuando espacio público y paisaje forman una bella estampa que emociona a turistas y residentes".

Estas actuaciones se enmarcan dentro de las actuaciones previstas en el Plan de Dinamización de Producto Turístico "Haro, Patrimonio de Vino", financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la Consejería de Educación, Cultura y Turismo del Gobierno de la Rioja y el Ayuntamiento de Haro, para la mejora de la localidad como destino turístico.

El objetivo de esta acción de señalización de recursos y servicios turísticos, fundamental para el desarrollo de un turismo de calidad, es activar un patrimonio de la localidad que no estaba suficientemente puesto en valor, tanto desde el punto de vista de su interés histórico-artístico, como desde el de su valor enoturístico y medioambiental.

Además, la señalización refuerza la marca y la identidad de la población, que en el caso de Haro, está indisolublemente ligada al mundo del vino y su cultura.

Con una inversión realizada de 150.000 euros, se han llevado a cabo el suministro e instalación de los siguientes elementos:

• 7 puntos información turística general, instalados en puntos estratégicos de llegada y paso de turistas y visitantes en la ciudad, como la Plaza de la Paz, la Calle de la Vega, la plaza de Castañares,... Estos puntos contienen un plano de orientación y la relación de los principales recursos y servicios turísticos (patrimonio artístico, bodegas, lugares de interés general y alojamientos).

• 17 paneles interpretativos de los principales edificios o lugares que, por su interés arquitectónico, artístico o social, requieren una breve explicación al visitante y turista. Además, y con el fin de que la creciente llegada de turismo extranjero pueda acceder a la información, se han traducido al inglés. Ejemplos son la Parroquia de Santo Tomás, la Basílica de la Vega, los diferentes Palacios, El museo Torreón, el Barrio de la Estación, el Barrio de Bodegas del centro,....

• 83 conjuntos de paneles con señalización direccional para vehículos, indicando las bodegas, los recursos del patrimonio natural, los espacios verdes urbanos y los diferentes servicios turísticos, como la oficina de turismo, alojamientos, parkings, etc...

• 4 conjuntos de paneles peatonal, ubicados en el núcleo neurálgico del municipio, para los recursos turísticos más importantes o lugares de interés como la Plaza de la Paz, la ruta del Camino de Santiago, la zona monumental o la Herradura.

Con todo ello, se ha pretendido mejorar el entorno y el medio urbano, dando valor a los recursos en torno al eje vertebrador del plan, que es el enoturismo y en su línea complementaria, como es el turismo patrimonial.

Cabe destacar que en una intervención previa a estos trabajos de señalización, se llevó a cabo la limpieza y acondicionamiento de la ladera de la atalaya, con una recuperación medioambiental a base de plantación de diversas especies, en un tramo del espacio. Como continuación de la mejora, se ha realizado una adecuación de la zona situada en el mirador de dicha atalaya, que ocupa el cerro denominado "de la Mota" o "Del Castillo". De dicha construcción histórica apenas quedan unos restos de las murallas que lo rodearían.

Con una inversión de 85.000 euros, se han realizado trabajos de consolidación y renovación de los muros de la misma, así como de la losa que sustentaba el mismo y se han instalado dos pérgolas con bancos de madera, sustituyéndose la barandilla e instalando una rocalla de plantas aromáticas, completando la intervención con la dotación de la iluminación al espacio que se ha mejorado.