26 de noviembre de 2010

La Directora General de Trabajo, Industria y Comercio, Concepción Arruga, ha presentado esta mañana el Plan riojano de control de las condiciones de trabajo para el año 2011 del Gobierno de La Rioja junto con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, centrado en velar por el respeto de los derechos de los trabajadores, especialmente, por el derecho a la igualdad en el trabajo, la protección en materia laboral de los trabajadores afectados por la crisis, las condiciones de trabajo de colectivos con mayor riesgo y por la seguridad y salud laboral de los trabajadores.

Este Plan avanza en convertir la solución pacífica de conflictos laborales y la prevención de riesgos laborales en ejes vertebradores de la competitividad de las empresas.

El Plan de control de condiciones de trabajo tiene los siguientes fines: disuasorio, para difundir las campañas de inspección que se van a realizar e invitar al cumplimiento responsable de la legislación laboral en las empresas riojanas; informativo, mediante medidas informativas dirigidas a revisar situaciones o conductas que pudieran dar lugar a requerimientos o recomendaciones; de control, mediante las sanciones de los incumplimientos en esta materia; y de fomento de la solución pacífica de los conflictos.

Sus actuaciones se dividen en dos áreas:
1. Actuaciones en materia de relaciones laborales: control de la vulneración de los derechos fundamentales de los trabajadores y actuaciones dirigidas a evitar discriminación; control en materia de contratación y control en materia de condiciones de trabajo. Además, el Gobierno de La rioja facilitará el arbitraje por los conflictos que surjan entre las organizaciones sindicales con motivo de la celebración de elecciones a representantes de los trabajadores.

2. Actuaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo: visitas a empresas que hayan tenido accidentes de trabajo graves, muy graves y mortales en 2010, designación de un equipo inspector para controlar las condiciones de trabajo, empleo y prevención de riesgos laborales en la construcción; visitas para verificar el cumplimiento de obligaciones como la evaluación de riesgos, plan de prevención de riesgos laborales, información, formación, investigación de accidentes y coordinación de actividades preventivas; actuaciones previstas dentro del Plan de acciones prioritarias, campaña de vigilancia y control de las obligaciones en materia de prevención de las Empresas de Trabajo Temporal; control y vigilancia de las actividades de los Servicios de Prevención de riesgos laborales que desarrollan su actividad en la CAR; investigación de accidentes de trabajo o Plan de control de aquellas actividades en las que esta presente el amianto.

En esta área además está previsto impulsar en pequeñas empresas las tecnologías de la información y de la comunicación para lograr un mejor y más eficaz cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales. Así, el Instituto Riojano de Salud Laboral (IRSAL) impulsará la formación on line en prevención de riesgos laborales y facilitará asistencia técnica a los empresarios riojanos con plantilla de hasta 10 trabajadores para que puedan asumir personalmente las funciones de prevención de riesgos en la empresa, con un especial impulso dirigido al comercio de La Rioja.

Balance 2010
Durante 2010, se ha incidido especialmente en la protección en materia laboral de los trabajadores afectados por la crisis y en las condiciones de los colectivos con mayor riesgo como son los trabajadores con contrato temporal, los jóvenes, las mujeres, los trabajadores extranjeros o las personas con discapacidad.

Además, en materia de relaciones laborales se ha dedicado un importante esfuerzo en fomentar el diálogo social en las empresas así como en la aplicación de medidas consensuadas entre empresarios y trabajadores en las empresas en crisis por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Todo ello con el objetivo de promover la solución pacífica de conflictos a través de las conciliaciones, mediaciones o sistemas de arbitraje. Una de las prioridades en esta materia se ha dirigido activamente a conseguir acuerdos entre empresarios y representantes de los trabajadores, así como a fomentar el cumplimiento voluntario de las leyes laborales a través de requerimientos cuyo cumplimiento evita la incoación de expedientes sancionadores.

De enero a noviembre se han producido 2.693 actos de conciliación por conflictos laborales, lo que supone un descenso del 28% con respecto al año anterior.

Del total de los actos de conciliación, 528 han sido por despido, lo que supone un descenso del 44,9% con respecto al año anterior.

En cuanto a las actuaciones colectivas derivadas de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERES) se ha producido un descenso con respecto al mismo periodo del año anterior. Hasta el momento se han resuelto 143 ERES, 55 menos que el año anterior (un 27% menos). De los 143 ERES, 8 fueron desistidos y 135 autorizados; el 98,48% de los cuales fueron autorizados con acuerdo. Estos expedientes de regulación de empleo han afectado a un total de 2.286 trabajadores: 290 trabajadores por extinción y 1.996 por suspensión. Este número también supone un descenso con respecto a los registrados en 2009, año en el que se vieron afectados 4.404 trabajadores, 470 por extinción y 3.934 por suspensión.

Actualmente y hasta el primer trimestre de 2011, las empresas de La Rioja que cuentan con una plantilla de más de 6 trabajadores se encuentran en pleno proceso de elecciones a los representantes de los trabajadores (delegados de personal y comités de empresa). En este año ya se han celebrado elecciones en 307 empresas en La Rioja y antes de final de año está prevista la celebración de elecciones en 212 empresas más, y en los tres primeros meses de 2011 se concentrarán más de 1.000 procesos electorales.