6 de junio de 2007

Por cuarto año consecutivo, la Consejería de Salud, pone en marcha el plan de alerta de prevención y control de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en la Comunidad Autónoma de La Rioja, que se está desarrollando desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre de este año.

La relación entre la mortalidad y los incrementos repentinos y mantenidos de temperatura es conocida desde hace tiempo y ha sido documentada en Estados Unidos y en Europa.

La mortalidad se incrementa durante los excesos de calor debido a la descompensación de enfermedades respiratorias, circulatorias, isquémicas del corazón, diabetes, accidentes cerebrovasculares, etc.

El objetivo del Plan es, por tanto, reducir el impacto de las temperaturas de calor extremo sobre la salud de la población de La Rioja, mediante actuaciones de vigilancia, prevención y control de los efectos del calor en la morbi-mortalidad.

Población más vulnerable:

" Ancianos mayores de 80 años.

" Ancianos que viven solos o con escaso apoyo socio-familiar.

" Personas mayores con enfermedades o situación económica desfavorecida.

" Lactantes.

" Personas que padecen patologías crónicas como: Insuficiencia cardiaca, insuficiencia respiratoria, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, hipertensión arterial y obesidad.

" Personas con enfermedades mentales.

" Trabajadores y deportistas que permanecen mucho tiempo al sol en horas de máximo calor.

Niveles de alerta del sistema de vigilancia

Existe una temperatura máxima diaria a partir de la cual se produce un incremento llamativo del número de muertes, que ha sido denominada temperatura umbral. Esta temperatura umbral varía en función de la localización geográfica. En La Rioja esta temperatura umbral es de 36º C de máxima y de 22º C de mínima.

El verano de 2003 fue muy caluroso, tanto en España como en otros países europeos. En Logroño las temperaturas umbrales se superaron los días 21 y 22 de junio, 8, 11, 13, 19, 23 de julio y de manera continuada durante los primeros 15 días de agosto.

Los veranos de 2004, 2005 y 2006 fueron más suaves y no se superaron las temperaturas umbrales a partir de las cuales se activa el Plan. En estos tres años pasados, del análisis de los datos aportados por las diferentes fuentes de información (Hospitales, Atención Primaria. Servicio del emergencias 112, Funerarias) no se evidenció exceso de morbilidad ni de mortalidad global durante el periodo estival.

En función de las predicciones de temperatura existentes en cada momento y de los indicadores socio-sanitarios, se establecen 4 niveles de intervención o alerta:

" Nivel 0 (verde):

Si el número de días en que la temperatura máxima y mínima prevista rebasa simultáneamente las temperaturas umbrales (36º y 22º C respectivamente), es cero, el nivel asignado por el Plan sería "NIVEL 0", o de ausencia de riesgo y se representa con el color verde.

" Nivel 1 (amarillo):

Si el número de días en que la temperatura máxima y mínima prevista rebasa las temperaturas umbrales es uno o dos, el nivel asignado por el Plan sería "NIVEL 1", o de bajo riesgo (color amarillo).

" Nivel 2 (naranja):

Si el número de días en que la temperatura máxima y mínima prevista rebasa las temperaturas umbrales es tres o cuatro, el nivel asignado por el Plan sería "NIVEL 2", o de riesgo medio (color naranja).

" Nivel 3 (rojo):

Si el número de días en que la temperatura máxima y mínima prevista rebasa las temperaturas umbrales es cinco, el nivel asignado por el Plan sería "NIVEL 3", o de alto riesgo (color rojo).

Actividades del Plan

La estrategia del Plan está basada en la implantación de un Sistema de Información y Vigilancia Sanitaria y Ambiental.

1. Información y prevención

Comunicación e información a:

-La población general

-Grupos de riesgo

-Profesionales de la sanidad y servicios sociales

El plan incluye una fase preventiva, con la edición y distribución de material divulgativo destinado a facilitar consejos útiles y medidas prácticas para prevenir los efectos de la exposición a temperaturas elevadas. Este material está dirigido a la población general y a los grupos de riesgo.

Asimismo, se está distribuyendo información específica a los profesionales sanitarios y, para ello, se han elaborado los siguientes documentos:

-Un Plan de alerta, prevención y control de los efectos del exceso de calor sobre la salud en la Comunidad Autónoma de la Rioja.

-Un Protocolo de actuación de los Servicios Sanitarios frente a temperaturas excesivas.

-Una hoja informativa de los cuidados de salud, que se envía a las consultas médicas, para que el profesional sanitario lo entregue a quien considere oportuno.

La campaña ya se ha iniciado, mediante la difusión de protocolos de información para profesionales y en los próximos días (cuando haga un poco más de calor) se difundirán los folletos para la población.

2. Vigilancia

Desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, el Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud está vigilando de forma permanente los indicadores sanitarios y meteorológicos que se consideren más sensibles.

La Consejería realizará el seguimiento de las temperaturas de La Rioja a partir de la información facilitada por el Instituto Nacional de Meteorología, con una semana de antelación.

Durante el período de vigilancia y alerta se registrarán diariamente las temperaturas máximas y mínimas, medias, tanto diurnas como las nocturnas y la predicción de un posible exceso de calor. Cuando la predicción de temperaturas active el nivel de alerta 2 ó 3, ésta será remitida a los servicios sanitarios y sociales.

3. Control

Se registrarán diariamente los indicadores de la demanda asistencial sanitaria en los servicios de atención primaria, urgencias y atención hospitalaria relacionados con la ola de calor:

" Número de urgencias hospitalarias distribuidas por grupos de edad, atendidas por cualquier causa en los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma.

" Número de ingresos urgentes realizados en cada uno de los centros hospitalarios de La Rioja.

" Número de urgencias extrahospitalarias atendidas por cualquier causa, en los Puntos de Atención Continuada, incluyendo las prestadas por los Servicios de Urgencias domiciliarias.

" Número de intervenciones atendidas por Servicio de Emergencias del 112, relacionadas con demanda asistencial o que requirieron información de temas de Salud.

" Declaración urgente de cualquier diagnóstico relacionado con el exceso de temperaturas.

Además, se vigilarán los indicadores de las incidencias más graves en la salud, con el fin de evaluar el impacto de las temperaturas extremas.

Consejos y recomendaciones para el ciudadano:

Proteja el hogar

" Durante el día, mantenga las ventanas cerradas y las persianas bajadas en aquellas zonas donde dé el sol para proteger la vivienda del calor.

" Aproveche a ventilar su casa por la noche, cuando las temperaturas han descendido.

" El uso de ventiladores puede aliviar hasta cierto punto los efectos del calor pero no implican un descenso de la temperatura. Para ello puede ser necesario, en su caso, la utilización de aparatos de refrigeración.

" Permanezca en las habitaciones más frescas, ventiladas o acondicionadas.

Cuidados personales

" Beba mucha agua sin esperar a tener sed. Evite todo tipo de bebidas alcohólicas.

" Si usted está tomando de forma crónica alguna medicación, consulte con su médico; él le recomendará la cantidad de líquidos que puede beber al día de acuerdo con su edad y su estado.

" Evite las comidas calientes o pesadas. Recuerde la dieta tradicional de verano basada en platos fríos, ensaladas y frutas.

" Use ropa apropiada: ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón, evitando la ropa sintética. Utilice sombrero o gorra para protegerse del sol.

" Use protección para los rayos solares. Unos 30 minutos antes de salir al sol aplíquese crema protectora con Factor de Protección mayor de 15 y repita la operación a menudo.