16 de mayo de 2007

El Gobierno de La Rioja puso en marcha una campaña para reducir los accidentes de trabajo en las empresas riojanas con mayor siniestralidad en 2006, que ha reducido un 21,2% los accidentes laborales en las mismas. El objetivo inicialmente previsto en el Plan aprobado en el seno del Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el trabajo, contemplaba una reducción de un 10%, con lo que se han duplicado las previsiones iniciales.

Esta campaña se englobaba dentro del Plan de Acciones Prioritarias para la Reducción de la Siniestralidad aprobado en el Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo y se dirigía a las empresas riojanas que habían registrado cuatro o más accidentes de trabajo el año anterior y presentaban un índice de incidencia igual o superior a 1,5 veces al correspondiente a la media de su rama de actividad. También englobaba las empresas que habían registrado algún accidente grave o mortal.

La media de accidentes laborales registrados en 2006 fue de 59,8 accidentes por cada 1.000 trabajadores, pero varía negativa o positivamente en función de la rama de actividad. Por ejemplo, se sitúan por debajo de la media: la agricultura, con 26,8 accidentes por cada 1.000 trabajadores o el comercio, que registra 41,9 accidentes por cada 1.000. Por encima, sin embargo, se situaría la industria manufacturera, con 88,9 siniestros por cada 1.000, o la construcción (139,8 por cada 1.000 trabajadores).

Este Plan se dirigió a 537 empresas con más de 27.000 trabajadores que pertenecían a todos los sectores de actividad y que habían registrado alguno de los requisitos señalados anteriormente de siniestralidad. Durante la campaña, los técnicos del Instituto Riojano de Salud Laboral han verificado el cumplimiento de la Ley de prevención de riesgos en la empresa, han realizado recomendaciones e informes con propuestas de mejoras.

La evolución de estas 537 empresas tras esta campaña muestra un descenso de la siniestralidad en un 21,2%, reduciendo el número global de siniestros de 3.265 a 2.572 en el último año.

Asimismo, se ha conseguido reducir a cero la siniestralidad en 106 empresas de las 537 seleccionadas, lo que supone el 19,7% del total.

De las empresas visitadas, el 95% de las mismas gestionan los servicios en prevención mediante la contratación de un Servicio de Prevención Ajeno y en un 90% de los casos, disponen de planificación preventiva.

La mitad de las empresas que se visitaron estaban situadas en Logroño y el resto se han distribuido en las cabeceras de comarca como Haro, Calahorra, Alfaro, Arnedo, Nájera o Santo Domingo.

Por otro lado, las principales recomendaciones que han efectuado los técnicos de prevención del Instituto Riojano de Salud Laboral se han orientado a la efectiva integración de la prevención dentro de la gestión de la empresa para conseguir reducir la siniestralidad en la misma.

Nueva campaña para reducir la siniestralidad en las empresas riojanas

La Dirección General de Empleo y Relaciones Laborales de la Consejería de Hacienda y Empleo ha puesto en marcha una nueva planificación de empresas con mayor siniestralidad para este año.

En este caso, el número de empresas seleccionadas ha sido de 283 distribuidas de la siguiente forma:

- 138 empresas de nueva incorporación, seleccionadas por haber sufrido cuatro o más accidentes en 2006, registrar índices de siniestralidad por encima de la media de su sector o por haber registrado al menos un accidente grave o mortal.

- 112 empresas repetidoras, compuestas por empresas que se incluyeron en la campaña anterior pero siguen registrando índices por encima de la media de su sector.

- 11 empresas que se encuentran en fase de advertencia por haber evolucionado durante el último año desfavorablemente.

- 22 empresas que no progresan adecuadamente ya que estuvieron el año pasado en este grupo y no han mejorado su situación.

Todas estas empresas recibirán en los próximos días una carta informativa de la Dirección General de Empleo y Relaciones Laborales en la que se les explicará que los registros de siniestralidad de su empresa se encuentran por encima de la media del sector y por tanto que están incluidas en la nueva fase del Plan de Acciones Prioritarias para reducir la siniestralidad del Gobierno de La Rioja.

En ella, se les pedirá que remitan su planificación de actuaciones en prevención o se les informará de la visita por parte de los técnicos del IRSAL para prestarles asistencia técnica.