17 de enero de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz Alonso, ha visitado las dependencias y ha saludado a los profesionales que gestionan el servicio público de teleasistencia del Sistema Riojano para la Autonomía Personal y la Dependencia, que gestiona Cruz Roja y está ubicado en la calle Pradoviejo, nº 62 bis.

El servicio de teleasistencia es uno de los servicios establecidos en el catálogo de servicios y prestaciones de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, que contempla como objetivo la atención a la dependencia en sus diferentes grados y niveles, y persigue la prevención de esas situaciones de dependencia, la promoción de la autonomía personal y la permanencia de las personas en su domicilio y en su entorno familiar siempre que las circunstancias personales y sociales lo permitan.

El servicio de teleasistencia, prestado por el Gobierno de La Rioja a través de la entidad Cruz Roja Española, está regulado en el Decreto 29/2010, publicado el 7 de mayo de 2010. Se trata de un servicio de carácter social que permite, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informático específico, apoyar la permanencia en su domicilio de aquellas personas que se hallen en situación de dependencia, proporcionándoles una serie de atenciones personalizadas que pueden mejorar sus condiciones de seguridad compañía en la vida cotidiana, potenciar su independencia y su autonomía personal y facilitar la integración en su entorno habitual de convivencia. Consiste en mantener al beneficiario permanentemente comunicado mediante un dispositivo con un emisor que accede por vía telefónica a una centralita donde se recibe la señal de alarma que activa los medios humanos y técnicos necesarios para atender a la persona usuaria. El servicio se presta las 24 horas del día los 365 días del año.

Este servicio, contratado con Cruz Roja por el Gobierno para el periodo comprendido entre 2009 y 2013, completa la cobertura anterior mediante un nuevo modelo de prestación de teleasistencia que supone un nivel adicional respecto a lo establecido en la Ley de Dependencia, debido a la desaparición del copago por parte del usuario. La Consejería de Servicios Sociales contrató el servicio de teleasistencia entre 2009 y 2013 por un presupuesto total de 4,6 millones de euros distribuidos por anualidades (1.150.913 euros en 2010).

El Gobierno de La Rioja presta uno de los servicios de teleasistencia más avanzados del país, encontrándose entre los denominados de "teleasistencia avanzada con apoyos complementarios" por el proyecto de Real Decreto sobre criterios para determinar las intensidades de protección de los servicios y la cuantía de las prestaciones económicas de la Ley 39/2006, pendiente de publicar en el BOE por parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

El servicio de teleasistencia tiene dos modalidades, la teleasistencia domiciliaria fija y la teleasistencia móvil. La teleasistencia domiciliaria fija permite la comunicación entre el usuario y el centro de atención a través de un dispositivo o terminal de telefonía fijo instalado en el domicilio. Este dispositivo puede incluir detectores de movilidad/pasividad, de caídas, de humo/fuego y de gas/monóxido de carbono; sensores de ocupación cama/sillón, de apertura de frigorífico/microondas, de temperatura y de inundaciones, así como dispensador de medicación.

La teleasistencia móvil permite prestar el servicio tanto dentro como fuera del domicilio y es adecuado para personas con una vida social activa y con la suficiente autonomía para realizar desplazamientos fuera del domicilio, aunque se encuentre en situación de riesgo socio-sanitario. Por otra parte, la telelocalización consiste en la utilización de dispositivos que exclusivamente permiten la emisión de alarmas y la localización de la persona.

A 1 de enero de 2011, un total de 1.378 usuarios disfrutan del servicio de teleasistencia: 384 hombres y 994 mujeres. En cuanto a demarcación territorial: 837 usuarios residen en Logroño; 207 en Rioja Alta; 124 en Rioja Centro y 210 en Rioja Baja. Complementados con el dispositivo o terminal de telefonía fijo instalado en el domicilio (teleasistencia fija), los dispositivos más utilizados por los usuarios del servicio son el detector de caídas; los detectores de humos, de gas o de inundación; los dispositivos utilizados por personas sordas; y los dispositivos denominados de "teclas grandes", además de la telelocalización.