12 de julio de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado el inicio de la segunda fase de las obras de pavimentación y renovación de infraestructuras en el Paseo de la Constitución de Arnedo. Esta actuación, que se acomete entre las intersecciones del Paseo de la Constitución con la Calle Tenerías y Zancisquerra, tiene un coste de 3.026.030 euros y un plazo de ejecución de 9 meses.

Las obras están siendo desarrolladas por la empresa riojana Eurocontratas que, anteriormente, se encargó de la renovación de la primera fase, entre Avenida Logroño y la intersección con la Calle Tenerías. Esta primera fase supuso una inversión de 2.844.461 euros, de los cuales el 40% fue financiado por el Gobierno de La Rioja.

Esta actuación transformará por completo la principal arteria de la localidad que, además de vehicular el tráfico rodado que soporta la LR-584, es la principal área estancial de los arnedanos. Al respecto, Pedro Sanz ha destacado que el inicio de esta actuación "demuestra el compromiso del Gobierno de La Rioja –que aporta el 40% del presupuesto final de la obra- y del Consistorio, que contribuye con el 60% restante, con Arnedo ya que esta remodelación implica una inversión total de seis millones de euros".

"Este compromiso permitirá contar con una de las calles más singulares de nuestra Comunidad que, además de canalizar el tráfico conforme a los estándares que la seguridad vial de las travesías requiere, permitirá contar con una nueva área peatonal, cómoda y segura, un espacio para el disfrute de todos los arnedanos", ha añadido.

Estas obras se enmarcan dentro de las actuaciones que en materia de seguridad vial acomete la Consejería de Vivienda y Obras Públicas. Así, el Presidente del Ejecutivo riojano ha recordado el compromiso del Gobierno de La Rioja para que, a la conclusión del Plan de Carreteras 2010-2021 "todas las travesías de La Rioja están perfectamente acondicionadas".

La remodelación, al detalle
La renovación consistirá en la reposición de aceras y calzadas, así como de los servicios de luz, telefonía, agua, saneamiento, abastecimiento y gas existentes entre las calles Tenerías y Zancisquerra. Tanto las aceras como la calzada tendrán una anchura homogénea, con una dimensión suficiente para permitir el tráfico de vehículos (los carriles serán de 3 metros de ancho y rígola de 30 centímetros) y peatones.

Las obras incluyen la incorporación de un moderno mobiliario urbano y la instalación de árboles y arbustos a lo largo de todo el trazado de la travesía. La actuación se completará con la ampliación del número de aparcamientos disponibles. Además, se dispondrán pasos de peatones elevados a lo largo de toda la travesía para mejorar la seguridad de los viandantes.