29 de mayo de 2009

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado esta mañana en Pradillo las ermitas de San Jorge y San Miguel, así como la plaza de los Cucharones, en las que se van a realizar obras de urbanización. Según ha indicado Pedro Sanz, las obras suponen una inversión de 119.968 euros, de los cuales el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administraciones Públicas, financiará 60.792 euros, la primera anualidad.

Las obras consistirán en la construcción de los muros para sustentar la rampa y los distintos niveles de terreno, el acondicionamiento de talud entre la carretera y la plaza, la excavación de las zanjas para la colocación de la nueva red de saneamiento, abastecimiento y electricidad y la renovación de la pavimentación con cantos rodados y hormigón. Además, se colocarán barandillas y mobiliario urbano y se ajardinará parte de la plaza. En la plaza se instalará una fuente-escultura con la imagen de Los Cucharones.

En cuanto a las ermitas, Pedro Sanz ha podido contemplar el resultado de las obras de rehabilitación que se han llevado a cabo en la ermita de San Miguel, una construcción de mampostería de planta rectangulares, con un tramo a dos vertientes, arco triunfal de medio punto y cabecera cuadrangular cubierta con aristas. El templo, que data probablemente del siglo XVIII, cuenta con un retablillo barroco de un cuerpo, con tabla pintada de San Miguel.

Las obras realizadas en la ermita, que finalizaron el pasado año, han supuesto una inversión de 54.828 euros, de los cuales el ejecutivo riojano ha aportado 40.763, y han consistido en el desmontaje de las tejas y de los faldones de cubierta, el desescombro parcial de los riñones de la bóveda y la demolición de los muros de adobe y mampuesto que cierran lateralmente la cubierta de cabecera. Estas tareas se han completado con la consolidación del arco de medio punto, el retejado, el picado de las fachadas y su posterior consolidación. Además, se ha pintado el interior, se ha sustituido la carpintería y se colocado pavimento continúo de resinas en el interior de la nave y altar.

Por último, Pedro Sanz ha visitado la ermita de San Jorge, donde se llevaron a cabo obras de rehabilitación de la cubierta y acondicionamiento interior en 1999 y, un año después, se restauró el retablo.